Mauricio Macri y Eduardo Taiano
El presidente parece tener vínculos estrechos con uno de los fiscales que mayor virulencia ha mostrado contra la gestión kirchnerista.

POR GABRIEL EIRIZ

La boleta de la Alianza Cambiemos en la primera sección electoral de la Provincia de Buenos Aires desnudó un vínculo que, si bien se conoce desde del día uno, deja plasmado en papel entre el Partido Judicial y el gobierno de Mauricio Macri.

Sucede que en el séptimo lugar, el oficialismo lleva como candidato a concejal a Federico Taiano, hijo del fiscal federal Eduardo Taiano, quien tramita el procesamiento y pedido de elevación a Juicio Oral de la expresidenta, Cristina Fernández y varios exfuncionarios de su gobierno en la causa que investiga la venta de dólar futuro.

Si bien al joven Federico le asisten todos los derechos de participar activamente en política y ser candidato por el oficialismo, su condición mínimamente exigiría que su padre se excuse del trámite judicial que lleva adelante contra la expresidenta. El fiscal ha demostrado una actitud extremadamente virulenta y un encono personal contra todo lo que tiene que ver con la gestión kirchnerista y esta revelación, que pone a las claras, los estrechos vínculos entre su familia y el Gobierno Nacional reviste un escándalo de importantes proporciones.

La causa que lleva adelante el fiscal Taiano es en sí misma un bochorno judicial ya que cuestiona la política monetaria llevada adelante por la gestión de la expresidenta Cristina Fernández y las decisiones en esa materia no son judiciables.

Los funcionarios del gobierno, sea cual sea, tienen el derecho a articular de la mejor manera posible su política financiera y el manejo de expectativas y ningún juez o fiscal debería opinar en términos de lo que es la oportunidad, el mérito y la conveniencia de operaciones de esta característica, porque lo que se hace con este instrumento -el dólar futuro- es ordenar las expectativas respecto de la cotización de la divisa.

Además, la animosidad del fiscal quedó al desnudo al sobreseer a los funcionarios del actual gobierno que fueron quienes realmente se beneficiaron con las operaciones de compra y venta de este instrumento financiero y que tomaron las decisiones que permitieron semejante negociado, y por el otro lado dejó procesados y en condiciones de enfrentar un juicio a los funcionarios kirchneristas que no obtuvieron ningún rédito económico por estas operaciones, sino que solo tomaron las decisiones que les correspondía.

El fiscal Eduardo Taiano además tramita la acusación contra la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, a quien el gobierno quiere eyectar de su cargo con todo tipo de maniobras, incluída esta causa en la que se investiga la compra de un edificio para el Ministerio Público Fiscal.

Por donde se lo mire, Taiano es un promotor de causas contra el kirchnerismo, y resulta que tiene en su casa a un militante del PRO que aspira en estas elecciones a un cargo público. Un verdadero escándalo que se las trae y dará que hablar en las pròximas semanas.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí