El presidente Mauricio Macri encabezará la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur en Mendoza, en la que se ratificará la necesidad de un acuerdo comercial con la Unión Europea y la convergencia con la Alianza del Pacífico, así como también habrá un reclamo al gobierno de Venezuela para que desista de su convocatoria a una Asamblea Constituyente bajo la advertencia de posibles sanciones “políticas”.

Será uno de los ejes del encuentro de Jefes de Estado del Mercosur y países asociados. Venezuela atraviesa una situación social crítica y las arremetidas encabezadas por algunos sectores del mercado común, lejos de contribuir a una solución, entierra aún más al país caribeño.

En las actividades previas, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, destacó que en la actualidad hay “una oportunidad histórica para fortalecer y reimpulsar el Mercosur”, mientras que el canciller, Jorge Faurie, resaltó que durante la Presidencia Pro Tempore de la Argentina el bloque “logró consensuar objetivos y acciones importantes”.

Tal como sostuvo desde su llegada a la Casa Rosada, Macri insistirá hoy ante sus pares en los beneficios que traerá a los países miembro la convergencia con la Alianza del Pacífico y un acuerdo comercial con la Unión Europea, algo que esperan que tenga un primer paso antes de fin de año.

“Con un frente unificado, con una acción cooperativa y coordinada podemos hacer la diferencia frente al mundo, porque 30 años de procesos negociadores nos demuestran, que solos no vamos a ningún parte.

Todos los que conformamos el Mercosur desde el inicio entendimos que en la integración había un beneficio para nuestras economías”, manifestó el jefe de la diplomacia argentina.

Según señaló el titular del Palacio San Martín, el Mercosur está “en la puerta” de un acuerdo con el bloque del viejo continente, a la vez señaló que “el diálogo con la Alianza del Pacífico tiene una dimensión renovada por un impulso político, donde sobre todo quienes se han comprometido para que logremos una convergencia son sus presidentes”.

 

En tanto, Dujovne subrayó que hay “una oportunidad histórica para fortalecer y reimpulsar el Mercosur” y pidió a los países miembro “ser capaces de pensar las estrategias que permitan capitalizarla: hay que volver a pensar el Mercosur como un proyecto estratégico a largo plazo”.

Hoy será el plato fuerte con la Cumbre de Jefes de Estado del bloque comercial regional que contará con la presencia de los presidentes de Brasil, Michel Temer; de Paraguay, Horacio Cartes; y de Uruguay, Tabaré Vázquez; así como también estarán la chilena, Michelle Bachelet; y el boliviano, Evo Morales, como países socios. Además de ratificar los aspectos comerciales, los mandatarios debatirán sobre la crisis política y social que afecta al país presidido por Nicolás Maduro: reclamarán que se desista de la convocatoria a una Asamblea Constituyente (que debe elegirse el 30 de julio), se convoque a elecciones para renovar autoridades y que se liberen a los presos políticos.

El Gobierno venezolano, suspendido del bloque, definió a la Cumbre de “ilegal” y consideró “alarmante el permanente uso temerario del mecanismo de integración al servicio de una política de hostigamiento al gobierno y al pueblo de Venezuela”


Loading…

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí