Las Pymes se caen a pedazos por la economía pero el gobierno culpa a los juicios

Todo lo que hace el gobierno choca de frente con la producción nacional y las pymes. No saben o no quieren admitir que los problemas los generan sus políticas económicas. Por eso les resulta más fácil buscar fantasmas en donde no los hay y no enfrentar los verdaderos desafíos que les plantea una economía en plena recesión.

El modelo económico instaurado por el macrismo desde diciembre de 2015 golpea duro a pymes y comercios. El crecimiento de locales vacíos en la Ciudad de Buenos Aires es exponencial.

Es sabido que en Argentina las Pymes vuelcan el grueso de su producción en el mercado interno, que está terriblemente deprimido. Además, la competencia desleal ante la apertura indiscriminada de importaciones y las tarifas impagables que debe afrontar el sector hacen que sea imposible competir contra los precios de productos terminados en países del sudeste asiático. Sin embargo, pese a los reiterados pedidos del sector en tratar la emergencia Mipyme, el gobierno sigue mirando hacia la «industria del juicio» y no a los problemas reales que asfixian a los empresarios nacionales.

El secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer, aseguró que la actividad en las pequeñas y medianas empresas (Pymes) está frenada debido a la «incertidumbre» que generan los juicios laborales.

Si bien sostuvo que «todos los años nacen y mueren empresas», el funcionario admitió que en 2016 cerraron entre 5.000 y 6.000 pymes en todo el país. En 2017 se calcula que ese valor creció y ya son cerca de 8000 las empresas que bajaron la persiana

«Hay sectores que ya están para crecer y están con el freno de mano para emplear gente, no tanto por los costos laborales, que de por sí son elevados, sino porque a ese costo le agregan la incertidumbre de que el trabajador le haga un juicio», aseguró Mayer en una entrevista publicada por el diario El Cronista.

El Secretario contó que «el tema laboral es el primero que surge» cuando se reúnen con las pymes, y advirtió que van a dar la «batalla» contra la industria del juicio y que buscarán que «todas las provincias se adhieran a la ley de Riesgos de Trabajo (ART)».

Lo que no dice Mayer, es que APYME viene insistiendo en articular herramientas que permitan a las micro, pequeñas y medianas empresas, subsanar los verdaderos problemas que aquejan al sector, sin embargo no son siquiera recibidos por el gobierno

APYME
Julián Moreno junto a Eduardo Fernández y Roberto Ratti, la cúpula directiva de APYME durante la discusión por la Ley Compre Argentino en la Comisión de Obras Públicas y Pymes.

Eduardo Fernández, presidente de esa entidad sostuvo que “La situación socioeconómica determina que las pymes han cerrado, o están en dificultades; No es justamente por un juicio laboral».

El dirigente pyme admitió que esos juicios son “un problema para la pequeña y mediana empresa”, pero enfatizó que el mayor perjuicio lo genera el “no poder pagar las tarifas, una baja en las ventas producto del ingreso de importaciones y una retracción del mercado interno con concentración económica”.

“Hoy el problema de las pymes pasa por la situación económica. Lo que vulnera al capital de trabajo resulta mortal. Yo soy de Córdoba, por ejemplo, y no podemos pagar la factura de energía eléctrica al costo que ha llegado”, dijo en una entrevista radial.

No obstante el funcionario que debería ocuparse de ayudar a que el sector más dinamizador de la economía logre sobrellevar la crisis insiste en que «hay algunos sectores mejor que otros», y si bien sostuvo que el sector industrial es el más afectado, resaltó que «cada vez hay menos rojos y más verdes en el semáforo de actividad». En ese marco, si bien aclaró que «todos los años nacen y mueren empresas» y que «es importante que el balance sea positivo». 

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here