Mauricio Macri
Lejos de vivir mejor, el presidente propició un escenario donde todos vivimos mucho peor

Entre todos los indicadores económicos, este es el más preocupante. No solo muestra los valores y montos que manejan grandes cadenas y shoppings, sino que reflejan un cambio drástico en los usos y costumbres de consumo de las familias argentinas. Es el emergente de factores como los incrementos en servicios públicos, impuestos, alquileres y transporte. Además se dejó de lado la compra semanal o ‘de changuito lleno’ y se paso a un esquema de ‘día a día’. Es realmente una caída fuerte en la calidad de vida y reviste un escenario preocupante de cara al futuro.

El enfriamiento de la economía como herramienta para combatir la inflación, lejos de dar resultados provocó un escenario de estanflación, donde se produce una caída generalizada en las ventas. Hay una fuerte preocupación que se extiende a todas las grandes superficies de venta por el cambio en el comportamiento de compra de los argentinos.

La facturación en supermercados y shoppings en febrero se ubicó 20 puntos por debajo de la inflación, según datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Se debe a la fuerte caída del poder de compra y los cambios en el comportamiento de consumo familiar.

Lejos de “vivir mejor” como sugería el presidente Mauricio Macri en la campaña, lo cierto es que las condiciones generales han empeorado para la enorme mayoría de argentinos.

En los supermercados las ventas llegaron a 24.520,3 millones de pesos, lo que implica una variación interanual de 16,3 por ciento, mientras que en los shoppings crecieron 13,5 por ciento a 3.605,9 por ciento.

La inflación interanual calculada por consultoras privadas para el período es del orden del 35 por ciento.

Si se toma en cuenta el primer bimestre, la facturación en los supermercados subió 18,8 por ciento y en los shoppings centers 18,1 por ciento, recortándose entre 16 y 17 puntos la diferencia con la suba de precios. Cabe recordar que el INDEC dejó de publicar la serie ajustada que permitía definir ventas por volumen.

La información en los supermercados corresponde a 61 empresas distribuidas en todo el país. En tanto, los datos de los shoppings se obtuvieron de 37 centros de compras ubicados en la región metropolitana.

La disminución de las ventas con referencia a la inflación quebró una tendencia alcista que se había insinuado entre diciembre de 2016 y enero de 2017.

Incluso en el caso de los supermercados fue la mayor del último año. En el caso de los shoppings se asemeja a los resultados de noviembre y diciembre del año pasado.

La retracción también coincide con el rebrote inflacionario que había observado el INDEC y con las marchas y contramarchas del programa Precios Transparentes.

Ante esta situación el Gobierno renovó el los Planes Ahora 12 y Ahora 18 y restableció el sistema de cuotas sin interés (hasta tres) con la intención de reactivar el consumo doméstico, pero hasta el momento los resultados han sido altamente negativos. 

FuentePORTAL DE NOTICIAS
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here