Moyano, Caló y Barrionuevo. Unidos por el espanto

Los principales líderes de los tres sectores en que está dividida la CGT almorzaron este mediodía con diputados y senadores de extracción gremial en el edificio histórico de Azopardo 602, con el propósito de aunar criterios para reclamar cambios en las escalas del Impuesto a las Ganancias y analizar, al mismo tiempo, la posibilidad de reunificar los tres sectores en los que está dividida a la central obrera.

Antonio Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, las tres confederaciones descartaron una medida de fuerza luego del veto presidencial a la ley antidespidos

Los líderes de las tres Confederaciones Sindicales, Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo se reunieron este mediodía en la sede de la CGT de Azopardo con legisladores de extracción sindical y armaron un Observatorio en el Congreso, que seguirá los proyectos vinculados al mundo del trabajo, con especial énfasis en las modificaciones del Impuesto a las Ganancias, y la discución por las escalas que Macri pateó para el año entrante.

En los hechos, funcionará como un virtual interbloque en cada Cámara, para presionar tanto al Gobierno como a las distintas bancadas para que empujen los temas laborales.

En la cumbre de hoy participaron representantes de todos los sectores y fuerzas políticas: los diputados Graciela Camaño, Facundo Moyano y Héctor Daer (Frente Renovador), el chubutense Jorge Taboada (con monobloque ligado a Moyano), Francisco Furlán (Frente para la Victoria) y el senador Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino), entre otros.

Hay una velocidad para tratar los temas de los poderes económicos concentrados y otra para lo vinculado a lo social, yo estoy muy molesto, se quejó el líder de la CATT, Juan Carlos Schmidt.

Fuentes de la CGT confirmaron a la prensa que esperan sumar al canillita Omar Plaini (moyanista, cercano a Scioli) y a Claudia Rucci, ligada a Gerónimo «Momo» Venegas, el sindicalista más identificado con Macri.

Sergio Massa fue el más crítico de los cambios en Ganancias anunciados por Macri, que en la letra fina gravó a más trabajadores que los que excluyó. El líder del Frente Renovador propuso llevar el mínimo imponible a 60 mil pesos, un paso previo a eliminar definitivamente el impuesto para los trabajadores.

El flamante Observatorio de las tres CGT ya apuntó cerca de 60 proyectos presentados en el Congreso con cambios al mínimo no imponible y a las escalas, que Macri se negó a modificar hasta 2017.

“Fue un grave error y una decepción”, reiteró Antonio Caló, antes de ingresar a la CGT. «Se está transitando el camino de unidad de la CGT», adelantó.

En la misma línea se expresó el líder de la CATT, Juan Carlos Schmidt, quien evaluó que el gobierno de Macri «mantiene un claro sentido de aliento hacia los sectores más concentrados» y advirtió que «si la inflación no empieza a estar en un cauce más o menos normal, todos sabemos que esto desemboca en una crisis política».

«Hay una velocidad para tratar temas de determinados sectores económicos, y una velocidad más gradual para discutir temas que tienen que ver con lo social. Esto genera irritación. Yo estoy muy molesto por el tratamiento que se ha hecho sobre el sistema tributario.”, agregó

Moyano recibió a los líderes sindicales a la sede de la CGT Azopardo, que ocupa desde hace 11 años. Según su visión, «con el trabajo mancomunado de legisladores se van a poder cambiar muchas cosas», concluyó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here