De la redacción

El macrismo vuelve a embestir contra la industria del cine nacional independiente tal como hizo en abril de 2017 cuando intentó ajustar las arcas del Instituto Nacional Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Ahora, antes de dejar el Gobierno, el Ejecutivo, vía una resolución administrativa del Instituto de Cine, insiste en derogar una anterior destinada al fomento a la distribución de películas argentinas. Al conocer la embestida, distribuidores locales advirtieron que «no habrá mas estrenos de películas nacionales independientes» 

La advertencia de los distribuidores tras conocer la decisión de derogar la Resolución INCAA 981/2013

Un comunicado de CADICINE (Cámara Argentina de Distribuidores de Cine Independiente) conocido el mes pasado explicaba que la derogación de la Resolución INCAA 981/2013, y su reemplazo por un nuevo mecanismo de apoyo al estreno de películas nacionales, hace inviable la continuidad de las empresas independientes de distribución cinematográfica, y en consecuencia también, el estreno de la mayor parte del cine nacional.

Este martes, la entidad que nuclea a los empresarios del sector denunció todos los incumplimientos en que incurre el organismo que supuestamente tiene por función la promoción y el fomento cinematográfico local.

Según los distribuidores, el INCAA, no solo se dejará a los espectadores sin el registro cultural que conlleva la producción y exhibición de cine independiente, sino que además no se cumple la cuota de pantalla para el cine nacional, tampoco con el borderaux al 50% para películas nacionales en todas sus semanas ni con la liquidación y pago de la venta de entradas a los 7 días de exhibida la película. Todo esto también pone en riesgo la continuidad de estas empresas que llevan toda una vida en el mercado los trabajadores que se desempeñan en las mismas.

Además, denuncian que no se fiscaliza el cumplimiento del calendario de estrenos y tampoco cuentan con previsibilidad en la fecha de estreno para películas nacionales.

Todos estos incumplimientos, sumados a la decisión de dejar de apoyar el cine nacional independiente pone al borde de la quiebra a las firmas que han llevado a la pantalla grande iconos de la cultura argentina.

Las embestidas del gobierno de Cambiemos contra la Cultura no son nuevas, los recortes que vino aplicando el macrismo han afectado al arte y el entretenimiento de los argentinos. Entre las medidas tomadas por el mandatario se encuentran recortes presupuestarios para eventos, programas de difusión, promoción, que ha generado cierre de algunos centros culturales y el despido de cientos de trabajadores, violentando sus derechos sociales.

Los tarifazos aplicados por el presidente argentino también provocaron el cierre de numerosos centros culturales populares frente a la imposibilidad de afrontar costos.

Seguramente, Mauricio Macri abandonará su cargo el 10 de diciembre próximo, pero el daño provocado por su políticas tomara años revertirlo.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here