Audiencia publica: un circo hecho a la medida de las empresas energéticas

Un mecanismo dispuesto para la discusión de los alcances del aumento de las tarifas de gas y que fue ordenado por la Corte Suprema de Justicia, se convirtió en un montaje que sólo busca disfrazar la discusión para aplicar desde octubre un incremento superior al 200 por ciento. No habrá discusión ni se tendrá en cuenta el argumento de los representantes de la población. El incremento ya está decidido según admitió el propio ministro de energía Juan José Aranguren.

La Audiencia Pública para discutir el cuadro tarifario del gas muestra claramente lo poco que al gobierno de Macri y sus amigos les interesa lo que opine la gente, los consumidores, el pueblo en general. El aumento ya está resuelto y se acabo. “Hablen hasta el lunes, porque en octubre aplicamos el aumento” ,pareciera ser el meta mensaje.

Por lo menos es lo que quedó flotando en el ambiente luego de la intervención del ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren en la apertura de la audiencia. El se encargó claramente y sin ponerse colorado de anunciar que aumento superior al 200 por ciento comenzará a regir desde octubre.

¿Para que diablos entonces se convocó a la audiencia si ya está todo resuelto?. Simplemente para cumplir una formalidad. Para que el ministro y los empresarios concentraran los mayores tiempos para exponer sus argumentos. Para hacer una selección discrecional y subjetiva de quienes entran y quienes no. Para no responder preguntas ni aclarar las cuestiones oscuras que todavía flotan en el ambiente.

Una de ellas es, por ejemplo, el precio del gas en boca de pozo. Ningún representante del gobierno ni de las empresas vinculadas al sector dio detalle alguno acerca de ese punto crucial. Con esa actitud el gobierno y los empresarios pasan deliberadamente por alto uno de los puntos centrales de la cuestión y que fue planteado claramente por la Corte Suprema de Justicia en el fallo en el que ordenaba realizar la audiencia.

Tampoco se brindó información acerca de los miles de millones de dólares en subsidios que las empresa recibieron en los últimos años y que, como queda claro, nunca fueron utilizados en reinversión y mejoramiento de la extracción y distribución del gas en la Argentina.

Claudio Lozano, Fernando “Pino” Solanas y Axel Kicillof, por mencionar sólo a tres expositores que están claramente en contra del tarifazo, fueron contundentes en sus exposiciones.

Lozano reclamó saber adonde fue a parar el dinero de los subsidios. Solanas recordó que “el gas no es de las empresas sino de los pueblos de las provincias” y destacó que Argentina paga la energía más cara del mundo.

Y el actual diputado y ex ministro de economía sostuvo que tras el mazazo al salario de la inmensa mayoría de la población que significaron la devaluación y los otros aumentos de tarifas, “aquí se debería estar discutiendo no un tarifazo sino la reapertura de las paritarias y el aumento de los ingresos de los trabajadores”.

No hubo ni habrá respuesta a estos planteos ni a ninguno de los manifestados por representantes de las provincias a quienes se los trató poco menos que como parias olvidados a la distancia. Por lo tanto, esta audiencia es simplemente un montaje escenográfico hecho a la medida de las empresas y en contra de los intereses de las mayorías populares.

FuenteRedacción Portal de Noticias
Compartir

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here