En medio de la interna cruda que atraviesa el Frente de Todos, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, intentó tomar un rol de mediador en el conflicto entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El titular de la Cámara baja visitó primero en su oficina del Senado de la Nación a Cristina Kirchner e, inmediatamente después de terminar ese encuentro, partió rumbo a la Casa Rosada.

En Balcarce 50 se encontró con el jefe de Estado, con quien esta tarde compartió un almuerzo.

Las reuniones seguidas entre Massa, Cristina Kirchner y Alberto Fernández se dan un día después de que el presidente le saliera a responder al camporista Andrés «Cuervo» Larroque, quien advirtió que no iba a llevarse el gobierno «a la mesita de luz».

Los cruces que ayer se intensificaron continuaron este miércoles, cuando también tuvo lugar la primera reunión de Gabinete en seis meses.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí