El diputado nacional y presidente de la Comisión de Justicia de la cámara baja, Rodolfo Tailhade, sostuvo hoy que el procesamiento sin prisión preventiva de Mauricio Macri ratifica que su gobierno estableció «un Estado mafioso» y consideró que la causa que investiga espionaje ilegal a familiares de los tripulantes del ARA San Juan «es sólo una parte del enorme dispositivo montado» por la gestión macrista para realizar esas maniobras.

Tailhade, en declaraciones a Radio 10, aseguró que «falta todavía un largo camino por recorrer» y sostuvo que «la causa a los familiares del Ara San Juan es sólo una parte del enorme dispositivo montado por el gobierno de Macri».

El expresidente fue procesado ayer sin prisión preventiva y se le trabó un embargo de 100 millones de pesos sobre sus bienes, como parte de una resolución dictada por el juez federal subrogante de Dolores Martín Bava, quien consideró a Macri como «autor» de espionaje ilegal contra los familiares de los marinos del submarino hundido en noviembre de 2017.

Consultado sobre la causa, Tailhade puso de relieve que, «desde el minuto uno, el Gobierno nacional se puso a investigar al igual que la comisión bicameral» de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia para develar lo calificó como «un enorme dispositivo de espionaje ilegal» montado por el macrismo.

En ese sentido, el diputado del Frente de Todos (FdT), que integra esa comisión Bicameral, recordó que ese cuerpo elaboró un documento de 400 páginas bajo el título «El Estado Mafioso» y dijo que ese trabajo «fue ratificado» en la instrucción de la causa que sigue Bava.

«Creo que Macri tuvo unas décadas de recurrir a estas prácticas de espionaje industrial, policial mientras estaba en la actividad privada. Lo hacía porque se sentía absolutamente impune. Nunca tuvo consecuencias en el ámbito privado y eso lo llevó a hacerlo en el ámbito estatal», apuntó el legislador.

Según el diputado nacional por Neuquén, «Macri estaba al tanto de todo lo que llevaba adelante (Gustavo) Arribas, extitular de la AFI, que se dedicaba a los negocios, a apretar empresarios y hacer seguimiento de tipos con plata».

«En la bicameral de Inteligencia nos dedicamos a profundizar el espionaje político pero hay una parte que no pudimos alcanzar y que tiene que ver con el espionaje privado, con los negocios», aseveró Tailhade.

print

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí