El ex espía y falso abogado Marcelo D´Alessio dejó expuestos de manera inocultable al fiscal Carlos Stornelli, al operador político y judicial de Clarin, Daniel Santoro y al ex presidente de Boca y operador judicial del macrismo Daniel Angelici.

D´Alessio declaró la semana pasada durante más de 8 horas ante el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla en la causa por el espionaje ilegal jducial y político con el ventilador encendido y, según trascendió, aún tiene más información para brindar.

Según publica el portal informativo «Marca Informativa», D´Alessio sostuvo ante el juez que el fiscal Carlos Stornelli fue quien le «guionó cada una de sus declaraciones públicas en torno de la causa de los cuadernos«.

Dijo que el periodista (SIC) de Clarín Daniel Santoro fue quien le presentó a Stornelli, y que lo llevó ante él para declarar en momentos en que la causa por la importación de Gas Natural Licuado se caía a pedazos.

Agregó que «Stornelli por momentos lo interrumpía y le decía que no declarara tal o cual aspecto porque eso no le iba a servir para direccionar la causa como él quería», señaló la fuente que cita el mencionado portal. Según el hombre que aspira a ser arrepentido, con esa maniobra se dejaron de lado «cosas que hubieran derribado la causa».

En otros pasajes, Stornelli le pedía a D’Alessio «que apuntara contra tal o cual funcionario, para poder sostener lo que él ya tenía en la causa», algo que finalmente sucedió.

El ex espía y abogado trucho también mencionó al juez federal Claudio Bonadío, con quien se habría reunido -según su declaración- al menos en dos ocasiones en un bar.

¿Para qué? Según D´Alessio para instruir al juez sobre la operatoria de la importación de gas licuado. En lugar de hacerlo bajo la formalidad de una declaración, prefirió concretarlo por fuera del sistema judicial.

D´Alessio también explicó el armado jerárquico de la AFI para la cual él trabajaba y aseguró que él se reportabaa Bogoliuk y Degastaldi, y estos dos a Destéfano». Alude a Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk, ambos también detenidos desde febrero, excomisarios de la bonaerense, y a quienes la cúpula de la AFI les encargó el escandaloso armado de estructuras de espionaje ilegal en la AMBA (conurbano).

Agrega que por encima se situaba Juan Destéfano, directivo de la central de Inteligencia que cobró estado público porque fue él -junto a Fernando Di Pasquale- quien en octubre de 2018 visitó al juez de garantías de Avellaneda, Luis Carzoglio, llevándole una sentencia ya escrita a modo de presión para que ordenara la detención de Pablo Moyano.

D’Alessio sitúa a Destéfano en uno de los peldaños más altos de este armado pero subordinado a uno de los más oscuros personajes que dejó el macrismo: Daniel Angelici.

Dice la fuente citada por el portal, que «la declaración de D’Alessio es abundante en detalles y apunta en todo momento a dejar en claro cómo era esta estructura, y que Angelici es el que estaban por encima de todos».

Con ello quedaría en claro que el rol de operador judicial de Angelici lo situaba por encima de toda la estructura de espionaje de la AFI, reportando directamente a su amigo, el presidente Mauricio Macri.

El próximo miércoles será un día clave porque vence el plazo que tiene el juez Ramos Padilla para resolver si lo acepta como imputado arrepentido aunque todo parece indicar que esa será la decisión que adoptará el magistrado.

Fuente: Portal Marca Informatva.com

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here