Federico Sturzenegger

El ex presidente del Banco Central durante los dos primeros años del macrismo, Federico Sturzenegger publicó un documento en los Estados Unidos en el que destrozó los argumentos de la «pesada herencia» o aquel de «pasaron cosas» que tanto utilizó Macri para justificar sus desaciertos en la economía.

En el documento, que publica hoy Tiempo Argentino, básicamente, Sturzenegger sostiene que los errores en la economía macrista «no pueden atribuirse al país que encontró Mauricio Macri diciembre de 2015, ni a la sequía o el aumento en las tasas de la Reserva Federal en 2018».

«Por mas que lo recibido en 2015 no era lo ideal, es muy difícil culpar a esa coyuntura de los resultados obtenidos» señala el ex banquero aludiendo a la famosa «pesada herencia».

Sturzenegger reconoce en ese documento que la reducción de la deuda externa durante la administración kirchnerista “fue un hecho y fue sustancial”. Pero agrega que los compromisos externos comenzaron a crecer nuevamente desde 2012 y desde entonces “la bóveda se llenó de letras intransferibles del Tesoro”.

Sin embargo, responsabiliza al gobierno de Macri de que como “la economía creció menos de lo previsto” (que era un 5% de aumento al final del período, contra una contracción que será de más del 3%), bajó impuestos y eliminó parcialmente las retenciones, sumado al fallo de la Corte sobre la coparticipación federal, se incrementó el déficit fiscal”.

Tras el triunfo en las parlamentarias de octubre, el gobierno exigió un cambio en las metas de inflación seguidas hasta ese momento por el BCRA. “O aceptaba eso o el Gobernador (del banco) se tenía que ir”, escribe Sturzenegger en tercera persona hablando de él mismo. A los tres meses, finalmente, terminó renunciando al cargo por la enormes presiones y fue reemplazado por Luis Caputo. De Guatemala a Guatepeor.

Sostiene también una dura crítica al gobierno por su feroz injerencia en las políticas monetarias del BCRA y afirma que “si hubiera sido independiente, la agitación de los meses finales del Gobierno se podría haber evitado, ya que nadie hubiera pensado que un resultado electoral adverso podría acarrear grandes cambios en la política monetaria»

Fuente: Tiempo Argentino

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here