El Gobierno oficializó el traspaso de la deuda de las empresas distribuidoras de energía al Estado. El monto corresponde al período comprendido entre abril de 2018 y abril de 2019 y deviene de los importes acumulados no pagados consecuencia de las variaciones del dólar.

En octubre del 2018, el entonces secretario de Energía Javier Iguacel se vio obligado a dar marcha atrás en la socialización del endeudamiento de las distribuidoras a través de las 24 cuotas a los usuarios del servicio público. La normativa en cuestión es la 466/2019 y se publicó en el Boletín Oficial.

¿Cuál es el resultado de la acción? El estado nacional deberá hacerse cargo de un pasivo aproximado de 20 mil millones de pesos, que es la deuda generada desde 2016 por atrasos en los plazos de pago de las generadoras con la empresa distribuidora e que es CAMMESA.

El director del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo, Federico Bernal, señaló que si bien «parece una historia lejana» hay que recordar que en 2018 «el ENARGAS convalidó contratos de las distribuidoras con las productoras de gas en dólares, que debían pasar a los usuarios, facturados en pesos a precio dólar«.

Pero esta medida es hasta diciembre. Habrá que ver qué pasa finalmente si para entonces asume un nuevo gobierno: si la mantiene, la renegocia u obliga a las generadoras a hacerse cargo de lo que no pagaron durante mas de 1 año y medio.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here