La suba del dólar del 25% que se vivió en las últimas dos jornadas ya provoca descalabros en los insumos e inevitablemente afecta a rubro de los supermercados. 

Desde el sector ya adelantan que las listas de precios de sus proveedores fueron retocadas con entre un 10% y un 15% de aumento mientras que las empresas alimenticias dejaron de entregar productos como harina y aceite.

«La mayoría de los proveedores retiraron las listas y dijeron que estaban ‘recalculando’. Algunos dijeron que estaban tomando el dólar a $60, otros a $62, otros a $55», reveló una fuente del sector que además explicó que algunos vendedores directamente se «desconectaron».

Los supermercados trabajan con poco stock, agregó la fuente, por lo que la situación de readecuación de precios debería ser inminente. Sin embargo, alertó que por la caída del consumo en volumen ya no tienen margen para subir los precios, pero tampoco para absorber las subas. «Es una situación compleja y delicada», confesó.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here