No debería sorprender la afirmación de Pablo Avelluto, insignificante secretario de Cultura del macrismo. Y no debería porque la mayoría de los funcionarios del gobierno de Cambiemos ha hecho lo mismo. Algunos lo dicen, como Avelluto y otros se esconden detras de los pantalones de Macri como Hernán Lombardi con Télam.

Invitado al programa Terapia de Noticias del canala de televisión LN+ (del diario La Nación), el Secretario de Cultura Pablo Avelluto vino a recordar cuál es el enfoque del gobierno de Mauricio Macri al respecto y su rol principal en él.

“Cuando llegué al Ministerio despedí a 1600 empleados. Y lo hice porque tuve el coraje, la audacia y la voluntad política de hacerlo» dijo el hoy degradado a secretario, en diálogo con el economista Roberto Cachanosky.

Avelluto señaló algo fundamental: tuvo la voluntad política de hacerlo. Y admitir esa voluntad política revela de manera inexcusable cuál es el rol del neoliberalismo encarnado en Cambiemos respecto de la caraterística que ellos hacen de los trabajadores.

Avelluto habló de la cultura en la Argentina con una planilla de despidos en la mano. No lo hizo desde un análisis acerca de lo que significa la cultura en un país porque simplemente no le importa. Ni a el ni al gobierno que representa.

Su único orgullo, lo que más le satisface es haber tenido la «voluntad política y el coraje» de echar gente de su ministerio. A esto vinieron. No hubo fracaso. No se equivocaron. Hubo éxito absoluto. Lo hicieron y si siguen cuatro años más lo seguirán haciendo…pero más rápido.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here