No es un chiste ni una versión alocada. Lo publica La Nación en su edición digital de este martes:

Aunque parezca increíble el gobierno piensa en usar esta estrategia para confundir a los electores, tomando en cuenta un estudio elaborado por la consultora «Isonomía».

Dice el estudio que «el hipotético presidente del país tiene un 25% de desconocimiento a nivel nacional». Rodrigo Martínez, director de esta compañía de opinión pública, explicó que hoy la fórmula Fernández-Fernández sería la ganadora pero «todavía hay una fenomenal confusión entre Alberto Fernández y Aníbal Fernández en el electorado».

«La idea de igualarlo, en todo sentido, a Aníbal, y lo que representó en términos del imaginario en 2015, y a la figura de Cristina va a ser uno de los principales elementos de la campaña presidencial de Cambiemos», consideró el consultor en el programa Odisea Argentina.

Los datos de las últimas encuestas que están circulando dentro y fuera de los despachos de la casa de gobierno muestran una ventaja de entre 8 y 10 puntos para la fórmula del Frente de Todxs contra Juntos por el Cambio.

Entre el intento de proscripción de la candidatura de José Luis Espert y esta maniobra que francamente es deshonesta y repugnante, se confirma el fuerte temor que hay en el oficialismo de una segura derrota en octubre.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here