Menos demanda, menos fabricación, menos empleo. Efectos de una economía que se enfría.

El rumbo económico sigue dando señales de fracaso. El estimador mensual de actividad económica (EMAE) anotó su undécima caída consecutiva al contraerse un 6,8% durante marzo.

Los datos surgen de la comparación interanual, mientras que el indicador desestacionalizado retrocedió un 1,3% en relación con febrero de 2019.

Así lo informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) este miércoles.

Image

Con la caída de marzo, el EMAE, que reúne a varios de los indicadores que conforman el Producto Bruto Interno (PBI), acumuló una baja de 5,7% en el primer trimestre del año. Todos los rubros económicos cerraron con bajas interanuales, salvoAgricultura y Ganadería, que aumentó 10,8% interanual; Enseñanza, 1%; y Servicios Sociales y Salud, 0,2%.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here