Las investigadoras del CONyCET María Verónica Alderete y María Marta Formichella publicaron un paper por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el que desmintieron categóricamente al presidente Mauricio Macri quien minimizó las mejoras significativas que representó el plan Conectar Igualdad para la enseñanza de los estudiantes al decir que era lo mismo «que repartir asado sin parrillas»

Las académicas cotejaron los promedios académicos de adolescentes de 15 años antes y después de entrar al programa Conectar Igualdad, por el que el Gobierno nacional repartió 4 millones y medio de netbooks en las escuelas secundarias de todo el país entre 2010 y 2014.

Casi 4 millones de chicos recibieron entre 2010 y 2015 sus computadoras

Alderete y Formichella determinaron que «se rechaza la hipótesis de que no existen diferencias en el rendimiento educativo» entre los estudiantes que participan del Programa Conectar Igualdad y los que no.

«Si bien la diferencia en las pruebas es estadísticamente significativa, su cuantía promedio es baja», indicaron las investigadores y aclararon que «este reducido impacto en el rendimiento educativo constituye una evidencia de que la implementación del Programa, aún en estado incipiente, no ha explotado todas sus potencialidades».

Asimismo, remarcaron el énfasis en que el éxito de Conectar Igualdad no se limita a entregar las computadoras sino también a la formación de docentes que las incorporen en las actividades, al soporte técnico para garantizar su buen uso y al wifi en las escuelas.

Las autoras comprobaron que «se obtuvo una diferencia estadísticamente significativa en el rendimiento educativo promedio entre el grupo de estudiantes beneficiados con el Programa y aquellos no beneficiados»

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here