En el mismo momento que el juez Alejo Ramos Padilla se preparaba para iniciar su exposición en el Congreso donde detalló la red de espionaje ilegal que involucra a Marcelo D’Alessio y el fiscal Carlos Stornellie incluye vínculos con el Gobierno y la Embajada de Estados Unidos, en esa sede diplomática daban inicio a una actividad inesperada y preocupante.

El embajador Edward Prado, se reunía con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, el jefe interino de los fiscales Eduardo Casal y jueces y fiscales a quienes la investigación que lleva adelante el juez de Dolores toca de cerca. La foto del evento muestra la red de relaciones que, en muchos casos, se tejen en el entramado que describió e investiga el juez Ramos Padilla.

Probablemente los organizadores del evento en la Embajada no podían prever que coincidiría con la presencia de Ramos Padilla en el Congreso, ya que fue anunciado como un encuentro bilateral para coordinar estrategias para el combate del crímen organizado.

Sin embargo no tuvieron reparo en difundir una foto donde muchos de los que aparecen sonrientes eran mencionados en el mapa del espionaje ilegal que empieza a develar la investigación de Ramos Padilla.

En la foto del evento quedan expuestos los asistentes. En en centro figura el embajador Prado, ex juez que en su audiencia de confirmación ante el Senado estadounidense afirmó: “Mi intención es seguir trabajando con los abogados y jueces de la Argentina en la mejora del sistema judicial y fortalecer la confianza que la gente tiene en el sistema judicial”.

A su lado, sonriente, Bullrich acompañada por Pablo Noceti, su ex asesor dedicado a embarrar, entre otros casos, la investigación por la muerte de Santiago Maldonado, y Gerardo Milman, número 3 del ministerio.

Junto la ministra se ve al procurador interino Casal. Es decir, estaban juntos el superior jerárquico del fiscal Stornelli y a la ministra que, ya se sabe, tuvo varios contactos con D’Alessio.

í

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here