El modelo económico instaurado por el macrismo desde diciembre de 2015 golpea duro a pymes y comercios. El crecimiento de locales vacíos en la Ciudad de Buenos Aires es exponencial.

Durante el mes de febrero cerraron en el ámbito metropolitano 1.100 comercios, a razón de 39 locales por día, reveló la Encuesta Mensual Económica (EME), que realiza la ONG Defendamos Buenos Aires.

“A esos hay que agregarle los 2.536 comercios que cerraron en enero, lo que constituyó un auténtico récord, desapareciendo durante el primer bimestre de 2019 nada menos que 3.636 negocios”, resaltó el informe. 

Para la entidad los más afectados por la ola de cierres fueron los negocios de venta de ropa femenina, masculina, de niños; “es decir todo lo que tiene que ver con la industria textil”.

“Le siguieron por número de cierres, los bares, restaurantes, tintorerías, lavaderos de ropa, ferreterías, negocios minoristas de materiales de construcción, de venta de electrodomésticos, de venta de muebles y librerías”, consignó el trabajo de Defendamos Buenos Aires. 

En este contexto la entidad que dirige el abogado Javier Miglino destacó que “la producción textil cayó más del 20 por ciento durante el año 2018 en todo el país y en 2019 continúa la caída”.

Según la ong el impacto de la recesión que vive la economía se hizo sentir con fuerza en localidades tan distantes como Florencio VarelaQuilmesLomas de ZamoraVicente LópezLomas del MiradorAvellanedaVilla DomínicoBarrio San José y en Capital Federal: BelgranoNuñezVilla del ParqueVilla DevotoPalermoBarrio NorteAlmagroFlores y Liniers.

“Allí numerosos comercios han debido bajar la persiana con la consecuente pérdida de puestos de trabajo”, dijo Miglino a este diario. 

Al analizar las causas del fuerte bajón experimentado por el comercio minorista durante los primeros meses del año, Miglino enumeró “las menores ventas, la duplicación del valor de las mercaderías, los aumentos de alquileres, ABL, y tarifas de luz, gas y agua”.

“E incluso los mayores costos derivados del pago del aguinaldo en diciembre, que en muchos casos se liquidó en cuotas, y las vacaciones”, destacó Miglino. 

El titular de Defendamos Buenos Aires dijo que “este verdadero cocktail explosivo trajo aparejado que muchos pequeños empresarios hayan optado por rematar sus existencias en una de las tantísismas liquidaciones que se ven en Capital y el Conurbano”.

Para el especialista, este fue el recurso que encontraron los comerciantes para hacerse de efectivo y cancelar las indemnizaciones por despido de empleados, que en muchos casos son verdaderos amigos, más la cancelación de los alquileres, luz, gas, agua, AFIP y otros. “Porque la gente no quiere bajar la persiana y que luego le lleguen reclamos de todo tipo”, dijo Miglino.

Al analizar los cierres por zonas de la Capital, el informe destacó que “el porteño barrio de Palermo Hollywood fue el más castigado con 43 cierres, seguido por Las Cañitas con 32 locales menos y Barrio Norte con 30”, en tanto que “Puerto Madero continúa muy afectado por la construcción del ‘Paseo del Bajo’, también el Centro porteño que asiste a la mudanza masiva de oficinas hacia la zona de Belgrano y Nuñez”.

El panorama en Provincia en tanto muestra que los distritos más afectados fueron San Martín, con 49 comercios menos, San Justo, con 44, y Lomas de Zamora y Quilmes, empatados en 42 locales comerciales cerrados cada uno”, señaló el informe. 

“El caso de San Martín viene acompañado del cierre de pymes industriales que ocupaban a cientos de personas, tanto en la llamada ‘capital de la industria’ como en zonas aledañas de Las Catonas, Loma Hermosa y José León Suárez”, destacó el informe. 

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here