El presidente Mauricio Macri se reunió este viernes con intendentes bonaerenses de Cambiemos y les pidió “poner el pecho” en la campaña para enfrentar los reclamos sociales. “Esta es la única manera”, arengó, al defender su modelo de gobierno. Y pronosticó que, bajo este programa, “en 10 años tendremos pobreza e inflación de un dígito”.

Macri convocó a la Quinta de Olivos al conjunto de intendentes del oficialismo y les dio un mensaje de casi media hora. Estuvo acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal -que también hizo uso de la palabra- y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Marcos Peña pasó a saludar y siguió camino.

Pese al optimismo del jefe de Estado, los intendentes del interior le hicieron saber que “la clase media es la más afectada y es la que más está cuestionando al gobierno”. “Están muy enojados con nosotros porque no les alcanza la plata”, reprochó uno de los caciques municipales del interior.

A medio de un comienzo dificultoso del año electoralm, Macri y Vidal intentaron bajar línea y dar, a la vez, un mensaje de arenga a los intendentes del principal distrito del país.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here