Mauricio Macri y Carlos Melconian

En el marco de la visita del Fondo Monetario Internacional (FMI) al país, el economista y amigo personal del Presidente, Carlos Melconian, le acercó un informe que le puso los pelos de punta a Mauricio Macri. El economista no sólo describió una situación muy dura para el país sino también un panorama muy oscuro hasta octubre, cuando los argnetinos volverán a las urnas para decidir quién será el futuro presidente.

 «El derrame del crecimiento del campo no va a llegar a la gente, no se va a sentir en la calle, porque el resto va a seguir muy flojo y el consumo no va a repuntar», detalla lo que denominó el plan Picapiedras.

Este programa, orientado exclusivamente a contener el tipo de cambio, «es incontinuable, pero no porque está fracasando, es porque fue para una emergencia», explicó Melconian en declaraciones a radio Mitre.

En ese sentido, analizó que el programa “es el capítulo uno de la página uno del libro del Fondo, es un plan para la emergencia, con riesgo de espiralización y default”. “Vino y cortó la emisión de moneda, está llevando el déficit fiscal a cero. Y aunque aceptó poner bandas, dejó flotar el tipo de cambio. Es un plan muy bruto, muy tosco», sostuvo.

«El Fondo tiene que tener clarito que la continuidad virginal del plan picapiedra futuro es imposible», insistió Melconian.

Respecto a la marcha de la economía, el presidente del Banco Nación admitió que, de acuerdo “al nivel de recesión y de ajuste fiscal y monetario”, esperaba una inflación “probablemente más baja” a la del 2,9% que registró enero, según datos del Indec.

«Falta un plan macroeconómico, además de lo que todo el mundo repite, como la reforma laboral o previsional», asegura el economista.

«Todo debe analizarse necesariamente desde el 10 de diciembre».

En el «paper» que elaboró Melconian junto a su socio Rodolfo Santángelo y que Macri se llevó a la India, aparecen muchos datos alarmantes sobre cómo serán los meses previos a las elecciones. «Con este plan del FMI no llegaremos a plena reactivación en octubre. Ayudó a bajar la tasa de interés y un poco el riesgo país, pero no se le puede pedir mucho más, fue diseñado para estabilizar el dólar», asegura Melconian.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here