Epuyen azotada por el brote de hantavirus.

La agencia nacional de noticias, Télam vuelve al centro de la tormenta tras el despido de mas del 40% de su planta de trabajadores. Ahora, en un nuevo hecho escandalosos declaró a la localidad de Epuyén, Chubut, como “un pueblo fantasma”, hecho que despertó diferentes expresiones de rechazo.

“Epuyén es hoy un pueblo fantasma”, comienza diciendo la cobertura que la agencia oficial Télam publicó este miércoles para todos los medios abonados a su servicio de noticias. “El hanta ha espantado a los posibles turistas que habitualmente llenan sus pequeñas calles de tierra, sus cabañas y sus restaurantes en esta época del año. Todo permanece cerrado y sin atención”, agrega el cable firmado por Claudio Andrade, corresponsal del diario Clarín en Bariloche y, desde ahora, también enviado especial de la agencia que comanda el inefable Hernán Lombardi.

“El presente es difícil, pero el futuro no parece auspicioso en el aspecto económico para los epuyenenses. Se estima que la ocupación turística cayó a cero cuando en enero es del 90%. Las alrededor de 200 camas que posee la zona urbana permanecen vacías. En los campings verdes y pristinos nadie levanta su carpa”, agrega la cobertura de Télam.

Las trabajadoras y los trabajadores de Télam nucleados en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) ofrecieron sus disculpas por un nuevo ejercicio de imprudencia periodística por parte de los directivos y jerárquicos que tienen el control editorial de la agencia gestionada por el Estado.

“Epuyén no es un “pueblofantasma”. No está abandonado ni olvidado. Sus 4.000 habitantes están dando una pelea contra el hantavirus. Aquí los únicos “fantasmas” son los “responsables” de la línea editorial de Télam que se encuentran refugiados fuera de la redacción y no dialogan con sus trabajadores“, expresaron en un comunicado.

El gremio aprovechó la ocasión para recordar que la agencia estatal despidió al periodista que se desempeñaba en la ciudad de Bariloche –como parte de un programa de 357 despidos que alcanzó a 48 corresponsales- y lo reemplazó por Claudio Andrade, el único “colega” del gremio que se manifestó en contra del reclamo llevado adelante por los trabajadores de la agencia y que privilegia sus envíos a medios privados a los que realiza para el medio público.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here