El 29 de octubre Mauricio Macri celebraba, en el puerto de Bahía Blanca, la partida del buque Exemplar, que durante diez años se dedicó a importar gas licuado para procesarlo y que luego ingrese a la red de gas. «Gracias a Vaca Muerta, ahora lo reemplazamos por producción propia», festejó en aquel entonces con el ex secretario de Energía, Javier Iguacel, y el intendente Héctor Gay.

Sin embargo, todo fue una puesta en escena. El buque regasificador volverá el próximo invierno al puerto del sur de la provincia de Buenos Aires para satisfacer una demanda que el anunciado «abastecimiento» no podrá satisfacer.

Así lo informó el diario Clarín. «El buque regasificador regresa en el invierno. Todavía no sabemos quién será el cliente. Pero creemos que habrá una necesidad de gas importado en el invierno y, por eso, el barco será utilizado», explicaron autoridades de la empresa Excelerate al matutino.

Cuando Macri despidió al buque a fines de octubre fustigó la política energética del kirchnerismo. «Este barco tiene que ver con otra cosa que sucedió en nuestro país que es instalar el engaño, la mentira, el decirnos que la energía era gratis y que como el aire podíamos consumir todo lo que quisiésemos», sostuvo.

Además, reivindicó el cambio que produjo su gobierno en este área: «tenemos el gas más barato de la región y cada vez va a ser más barato». «No sólo queremos el autoabastecimiento, sino que queremos exportar«, alentó.

«Este barco es un símbolo que nos lleva a pensar la inacción, la incapacidad, el despilfarro por las decisiones que nos llevaron a necesitar este barco», dijo aquel 29 de octubre, sobre el buque que regresará en invierno.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here