En un escenario de extrema paridad a partir de un repentino cambio de tendencia en el conteo preliminar de votos, el proyecto de despenalización del aborto recibió este martes dictamen favorable en la Cámara de Diputados y hoy se definirá su suerte en el recinto. Durante el plenario de las comisiones de Legislación Penal, Legislación General, Salud y Familia, el proyecto que legaliza hasta la semana 14 de gestación la interrupción voluntaria del embarazo se impuso en cantidad de firmas sobre el dictamen de rechazo que impulsan sus detractores, con lo cual la iniciativa se tratará en primer lugar en el temario de la sesión de hoy.

TE PUEDE INTERESAR: La CGT dispuso un paro nacional para el lunes 25 de junio, sin movilización

Fueron 64 firmas contra 57, una diferencia que no necesariamente es trasladable a la correlación de fuerzas en el recinto, pero que le da al proyecto de aborto legal un envión muy significativo de cara a un debate histórico, cuyo comienzo está previsto para las 11.

Fueron la diputada del Movimiento Evita Lucila De Ponti y la kirchnerista Mayra Mendoza las encargadas de fatigar los pasillos de la sala del anexo para garantizar las rúbricas.

“Hemos tenido un debate respetuoso, tolerante, en paz. Le pedimos a todos los que se manifiesten mañana (por hoy) que sigan el ejemplo de los que hicimos este debate. Esperemos que tengamos una sesión en paz. El espacio público es de todos”, afirmó el presidente de la Comisión de Legislación Penal, Daniel Lipovetsky, quien moderó el debate del plenario que se realizó en el anexo de la Cámara de Diputados.

El dictamen, de 22 artículos, garantiza el derecho de las mujeres o personas gestantes al acceso a la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación.

En el artículo 3, se fijan las excepciones por las cuales no correría ese plazo: por violaciones, ante riesgo de vida o de la salud de la persona gestante, o ante el diagnóstico de “inviabilidad de vida extrauterina del feto”.

El plazo máximo previsto en el artículo 7 para acceder a la interrupción del embarazo en el sistema de salud es de cinco días corridos desde su requerimiento.

Por el lado de los detractores del proyecto, la titular de la comisión de Salud, Carmen Polledo, anunció que el sector autodenominado “pro vida” reunió 581.000 firmas en contra de la legalización del aborto, en tanto que la riojana Karina Molina leyó los fundamentos del dictamen de rechazo.

El debate en torno al aborto llegará al recinto en medio de fuertes cabildeos por parte de la Iglesia y de sectores allegados, como también de agrupaciones que militan en pos de una despenalización, los que se movilizarán frente al Congreso a la espera de la votación en medio de un importante operativo de seguridad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here