El ex aliado del presidente Mauricio Macri salió a tirar su pronóstico y no hizo más que poner leña al fuego. El ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, hizo un paralelo con lo que sucedió en 2003 y dijo que el dólar estaría hoy a 41 pesos.

En una exposición del economista ante los coquetos socios del Rotary Club, planteó que la cotización del dólar debería ser 50 por ciento más alta que la actual. “Néstor Kirchner recibió un dólar a 3,70, que traído a hoy debería ser 41 pesos”, afirmó si se actualizará el precio de acuerdo a la inflación.

“Al tercer año, ya no se puede apelar a la herencia, el problema es mío”, dijo.

“Tenemos una tragedia fiscal. Si ustedes me preguntan en cuánto se arregla esto, no tengo idea. En muchos años, excepto que una devaluación y su posterior inflación licúen, como ocurrió 3 o 4 veces en la historia argentina”, sugirió durante la charla.

Las críticas de uno de los economistas preferidos de Macri ya son repetidas luego de su polémica salida del Banco Nación. Sin embargo, el asesor pidió desdramatizar: “Cuando hablo en este tono pareciera que estoy castigando a mi propio gobierno pero no estoy haciendo más que decir la verdad. Mi problema es que me cuesta la sanata de los políticos porque en política la clave es hablar sin responder y eso me cuesta. Durán Barba quiere que no respondas y yo quiero responder”.

“El problema fue haber puesto el dólar turista al mismo precio que un paquete de fideos”

El que fuera también candidato a ministro de Economía de Menem en el 2003 apuntó sobre los principales problemas y errores económicos del gobierno de Mauricio Macri. “La primera cuestión es el financiamiento del agujero con deuda externa, que es un problema. Es un problema porque estamos consiguiendo dólares para un déficit en pesos. Y vos no podés pagar a los jubilados en dólares. Entonces, entramos en un proceso en el que hay que cambiar los dólares por pesos pero si eso va directo al mercado, desploma al dólar, y si va al Banco Central para obtener los pesos, terminas con más emisión monetaria que en el kirchnerismo”, consideró.

“Segundo, a la cuenta corriente se le contestó con el tipo de cambio flotante. Para esto tenés que estar preparado. Hay condiciones iniciales. Es difícil agarrar una Ferrari y manejarla en el Conurbano porque está preparada para una autopista, no para calles con pozo. El problema fue haber puesto el dólar turista al mismo precio que un paquete de fideos”, agregó.

“Tercero, incorporamos metas de inflación sobre la base de que íbamos a tener lluvia de dólares y un 3,5% de crecimiento. En vez de hacer shock fiscal con fluidez monetaria, acá hubo inacción fiscal con shock monetario. Cuarto, el Fondo de Reparación Histórica para los jubilados, que fue una maniobra pseudoprogresista innecesaria”, finalizó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here