Peña, Quintana y Lopetegui

Al presidente Mauricio Macri le urge contener la protesta social y así mostrar cierto control del país ante los ojos del mundo y del Fondo Monetario. Sucede que en medio del inminente cierre de un acuerdo de financiamiento con el organismo, un tercer paro general de la CGT, más otro de Camioneros y la amenaza que los trabajadores tome las calles de manera casi permanente, preocupa y mucho.

Por esto, el presidente ordenó a sus funcionarios cerrar un acuerdo con la central obrera y enviar señales de que él tiene la sartén por el mango.

TE PUEDE INTERESAR: El gobierno citó urgente a la CGT para intentar evitar el paro

En ese marco, ofrecerá hoy a los gremios una recomposición salarial QUE, tras los coletazos económicos dejaron en el olvido la meta inflacionaria del 15%.

Según trascendió, la propuesta oficial consistiría en otorgar una suba adicional a fin de año para aquellos sindicatos que hayan pactado paritarias en el 15%.

Si bien no se ventilaron detalles del ofrecimiento, los funcionarios descuentan que la CGT desistiría de la huelga si se universaliza la cláusula gatillo, y se garantiza una recomposición salarial atada a la inflación.

Cálculos privados proyectan la inflación para este año en el orden del 27%, de modo que si el gobierno realmente está dispuesto a desactivar el paro general y la protesta social, tiene que hacer una oferta que se acerque a ese número.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here