Perder el empleo
Crece la sensación de inestabilidad laboral producto de la creciente caída en la actividad económica.

Un informe del Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior (ODEP) de la Universidad Metropolitana por la Educación y el Trabajo (UMET) advierte por la creciente precarización laboral.

Los datos revelaron que solo uno de cada cuatro puestos de trabajo creados en el 2017 fue de asalariados formales, mientras el restante 75% está compuesto por asalariados informales y trabajadores no asalariados.

Por otro lado, durante el tercer trimestre del año pasado, el 80% de los nuevos trabajadores que se insertaron al mercado laboral fueron en condiciones informales, y sus ingresos fueron -en promedio– casi 33% menores que el salario promedio de los trabajadores que ya se encontraban en el mismo sector informal.

La precarización laboral también se vislumbra en la comparación de los asalariados del sector formal con los nuevos trabajadores informales: estos últimos obtuvieron un salario promedio de $5379, menos de un tercio que los $17.185 que ganan en promedio los formalizados.

“Como venimos observando en los diversos informes del Observatorio, el mercado laboral ha sufrido en los últimos dos años un incremento de la precarización en varios aspectos. Los nuevos empleados que ingresaron al mercado informal obtuvieron una menor remuneración no solo en comparación al trabajador registrado, sino a aquel que se encontraba previamente en la informalidad”, señaló la directora del ODEP, Paula Español.

Por último, el director de la UMET, Nicolás Trotta, concluyó: “En este informe se destaca el empeoramiento en las condiciones de contratación de lo nuevos puestos de trabajo. Por un lado, tres cuartos de los que ingresaron al mercado laboral en 2017 lo hicieron como trabajadores no registrados o como no asalariados y tan solo un cuarto como asalariados formales, que son quienes cuentan con más derechos laborales”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here