Tras una jornada de extrema tensión por el vencimiento del equivalente a 30 mil millones de dólares en Letras del Banco Central, y con un Toto Caputo agitado, que corrió tras fondos amigos para capear una delgada línea que separaba el estallido de una crisis que amenaza con terminar con la economía argentina, el gobierno logró zafar y patear para adelante el problema, con el que irremediablemente tendrá que lidiar en un futuro no tan lejano, pero con la liquidez que espera le provea el Fondo Monetario.

La estrategia, que se vino trabajando desde finales de la semana pasada incluyo un fuerte aporte del BCRA que proveyó de USD 791 millones para cubrir la demanda. Pero también de otros USD 500 millones que lo aportaron los fondos buitres que atentaron contra la Argentina y que respondieron al gobierno que le puso fin al litigio internacional con un billete arriba del otro, en miles de millones y adquiridos vea endeudamiento, como cada dólar que consiguió esta administración.

La felicidad que denotaban hoy las caras de Nicolas Dujovne y Luis Caputo durante la conferencia que ofrecieron minutos antes que se conociera el resultado de la operatoria de renovación de Lebacs, lo decía todo. Tanto, que en sus expresiones, renovaron “la buena onda” de la que se quejó este fin de semana, Carlos Melconian.

Hablaron con una soltura digna de quien pudo desactivar una ojiva nuclear, pero lo cierto es que nada de lo que dijeron es cierto. Tampoco desactivaron la bomba, apenas lograron demorar el cronómetro que marca el momento del estallido.

La entidad que preside Federico Sturzenegger ofreció tasas por encima del 40% anual para dar atractivo a la renovación récord de LEBAC, por $617.000 millones, y lo logró. En tanto, el ministerio de Finanzas complementó la operatoria con la emisión de dos bonos del Tesoro a tasa fija, con vencimiento 2023 y 2026 y, fueron adquiridos prácticamente en su totalidad por los fondos internacionales BlackRock y Templeton, tristemente célebres en nuestra historia reciente.

Después de un acelerado ajuste de precios que llevó al dólar al umbral de los 25 de pesos, los fondos internacionales volvieron a mirar con atención el atractivo de las elevadas tasas en pesos y el retorno del “carry trade”, que mas temprano que tarde pondrá “al mejor equipo en 50 años” en una fuertes aprietos.

Hoy, Caputo destacó que el Gobierno logró colocar dos bonos por un total de $73.249 millones, a cinco y ocho años de plazo, a tasas de entre 19% y 20%, y lo consideró un “voto de confianza” para el país. Lo cierto es que se timbeó casi 3 mil millones dólares con tasas a mediano plazo inéditas.

“Este resultado representa un mayor voto de confianza por el país, por el Presidente y las políticas económicas”, sostuvo Caputo, casi con una sonrisa en la comisura de sus labios que provocó indignación entre los periodistas que asistieron a la conferencia y que salieron quejándose por la renovada tomada de pelo de los funcionarios.

Un periodista se preguntó si este (por Dujovne), “¿no es el mismo que ayer dijo que no vamos a crecer los proyectados y que la inflación será mayor?¨.

En tanto, otro que no cobra sus sueldo completo desde hace meses, comentó “menos mal que ayer me depositaron el 10% de mi sueldo”, dando a entender que la situación no está para regodearse por la zafada que logró el gobierno.

Otro colega, atento al comentario lanzó, “es el mismo, pero se fue a un retiro espiritual, se fumo un charuto y reflexionó”.

Estas reflexiones que surgen de periodistas profesionales, claramente desconcertados por el renovado relato del gobierno, impacta cien veces mas fuerte en la sociedad, a quien le dificultan comprender la magnitud de la situación que atraviesa el país.

Sin embargo el titular de Finanzas destacó: “Hemos podido hacer esta licitación en lo que fue el peor día para los mercados emergentes del año”.

Finalmente, otra colega que escucho la conferencia por televisión envió un mensaje lamentándose por las expresiones de los funcionarios y dijo lamentar que esta realidad ha llevado a mucha gente a vivir a la calle, comer de la basura y dormir en cajeros Banelco.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here