Eduardo Fernández, presidente de Apyme Nacional.

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) saludó a las trabajadoras y los trabajadores en su día y reiteró su rechazo a cualquier proyecto de flexibilización laboral, así como a las políticas contractivas y aperturistas que destruyen el empleo, mercado interno y la industria nacional.

En el día, que se conmemoró en todo el mundo, la entidad denunció una vez más las consecuencias de un modelo económico que promueve la especulación, el endeudamiento externo y el ajuste permanente en perjuicio del conjunto de la producción y el trabajo local.

El desempleo creciente, la pérdida del poder adquisitivo del salario y la emergencia de las Pymes, son la contracara de los beneficios extraordinarios para los capitales improductivos y un puñado de corporaciones, principalmente agroexportadoras, mineras y de energía.

APYME afirmó que es preciso implementar políticas activas para fortalecer el empleo y la demanda local, principal sustento de las pequeñas y medianas industrias, comercios, prestadores de servicios y productores agropecuarios que a su vez constituyen genuinas fuentes de trabajo.

Pymes y trabajadores son parte de un mismo destino, que no pasa por la profundización de las políticas pro mercado sino por una redistribución más equitativa del ingreso, la preservación de los derechos laborales y la industria argentina, el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la soberanía y el interés nacional y regional.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here