Entre los incrementos en los alquileres de vivienda, expensas y tarifas, al inquilino promedio de la Ciudad de Buenos Aires sólo le quedan para vivir 150 pesos diarios, según reveló un informe de la Defensoría del Pueblo porteña.

El trabajo tuvo especialmente en consideración el valor del alquiler de vivienda, que se incrementó un 83 por ciento en los últimos dos años.

Ese dato surge de comparar el valor locativo promedio, proporcionado por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, que en el mes de enero de 2016 era (para un dos ambientes) de 5.822 pesos y en marzo del corriente año se elevó a 10.700 pesos.

También se ponderó el aumento de las expensas, que en dos años fue del 100% y que en el caso de los inquilinos se agrava por la discrecionalidad a la hora de liquidarlas.

“En una decisión cada vez más arbitraria, el propietario le hace pagar al inquilino las expensas extraordinarias además de las ordinarias”, explicó a este diario Fernando Muñoz, Coordinador del Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría.

Según el funcionario, la pintura del frente, que antes era “embellecimiento” y revertía en una mejora del inmueble, ahora se considera “gasto de mantenimiento” y se le carga al locatario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here