La crisis en el sector comercial e industrial debido a la merma del consumo en Argentina, producto de los incesantes tarifazos en los servicios públicos principalmente y la no baja de impuestos distorsivos, comienza a dejar miles de trabajadores despedidos y en los mejores casos suspensiones provisorias o reducción de horario laboral.

Por estos días la cadena Carrefur estudia despedir entre 2.000 y 3.000 trabajadores, Quickfood fabricante de Paty entre 200 y 450, Cargill tiene problemas en dos plantas, y ahora se le suma La Campagnola, conservera del grupo Arcor que en Mendoza cuenta con una planta en San Martín y otra en San Rafael, atraviesa días complicados por un conflicto con sus trabajadores a raíz de una compensación salarial impaga y un proceso de ajuste de su personal que no cesa. Y que disparó una serie de medidas de fuerza por parte del Sindicato de Alimentación iniciada el viernes con un paro, pero que promete seguir la semana próxima.

El reclamo está centrado en un “achique” que, a fuerza de contratos sin renovar y retiros voluntarios, ya le permitió a la multinacional cordobesa deshacerse de unos 200 trabajadores en el Este mendocino, y más de un centenar en el Sur. Por otra parte, decidió no pagar un ” bono compensatorio” de $7000 a la espera de cerrar la paritaria 2018 y como colchón antiinflacionario del primer cuatrimestre.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here