En rigor, se trata ALIJOR, una empresa fundada en 1989 por capitales 100% nacionales. Dedicada desde entones a la elaboración y comercialización de productos panificados bajo la marca La Salteña  y que, según anunciaron algunos de sus trabajadores en las redes sociales y luego confirmó Crónica TV, decidió cerrar sus puertas dejando 300 trabajadores en la calle, además de los empleos indirectos que generaba.

Anoche, trabajadores de Alijor protestaron frente a las puertas de la planta ubicada en el Parque Industrial OKS, en el kilómetro 37,5 de la Panamericana, en Garín, tras haber sido desalojados de la planta fabril.

print

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here