La autopsia al cadáver del cadete Emanuel Garay, fallecido el domingo tras permanecer seis días internado luego de un entrenamiento extremo, que muchos califican como una verdadera tortura, para ingresar a la Escuela de Policía de La Rioja, determinó que la causa de muerte fue un cuadro de “deshidratación aguda grave e insuficiencia renal” que le provocó una “falla multiorgánica”, puso en jaque el estado de mano dura hab ilitado por el presidente Mauricio Macri tras recibir al policía, Luis Chocobar, que mató a quemarropa y por la espalda a un joven delincuente que había acuchillado a un turista norteamericano.

La necropsia fue realizada en las últimas horas por los médicos forenses José Luis Díaz Brizuela y Aníbal Magno y otros tres peritos, uno de la Policía Judicial; Marcelo Cáceres por la querella, y Paola Herazu por la defensa.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la autopsia determinó que el cadete Garay (18) murió como consecuencia de una “deshidratación aguda grave e insuficiencia renal, lo que causó posteriormemente una falla multiorgánica”.

El joven había sido sometido a una tortura terrible denominada “la sartén”. Se trata de un entrenamiento desmedido y tortuoso realizado en una cancha de basquet que tiene piso de baldosa y que con el calor del sol es capaz de cocinar un huevo.

Durante la instrucción, el lunes 5 de febrero, doce cadetes recién ingresados terminaron internados por deshidratación, y uno de ellos, Emanuel Garay de 18 años, falleció porque sus riñones no resistieron la deshidratación extrema a que fue sometido su cuerpo. Otro de los cadetes, Luis Oropel, se encuentra en terapia intensiva en una clínica de Córdoba, con diálisis y en grave estado. El caso de la Escuela de Cadetes de Policía de La Rioja ocurrió cuatro días después del encuentro entre Patricia Bullrich, Luis Chocobar y el presidente Mauricio Macri y que ahora parece alentar una inusitada violencia a las fuerzas de seguridad.

El fiscal general de La Rioja, Hugo Montivero informó que a partir de una serie de denuncias recibidas identificaron a un grupo de cinco cadetes de grados superiores, de segundo y tercer año, que son investigados por su presunta participación en los hechos ocurridos el lunes pasado en la Escuela de Policía.

Según detalló el funcionario a la prensa, estos cadetes “colaboraron y participaron de algunas de las maniobras” investigadas pero quienes estaban a cargo de la instrucción física son los ocho imputados ya detenidos.

Respecto a lo ocurrido con las víctimas, el fiscal general consideró que “en una situación adversa”, debido a “las altas temperaturas”, hubo una “desproporcionada exigencia física” y que a las víctimas “se les negó líquido” para hidratarse.
“En el cuerpo a tierra debieron cubrir sus manos con su propia ropa porque no toleraban el calor del piso”, describió.

El abogado de la familia Garay, José Azcurra, afirmó que el Estado provincial “es el principal responsable” de lo ocurrido y que “tendrá que responder por esto”.

Las declaraciones de la ministra Bullrich y el trato de Macri a Chocobar invita una vez más a las fuerzas a aplicar la mano dura. Con esta lógica, nadie esta a salvo.

 

VíaPORTAL DE NOTICAS
FuenteREDACCIÓN PDN
Compartir

2 Comentarios

  1. OJALÁ TE MATEN MACRI LA CONCHA DE TU REPUTA MADRE.
    A VOS Y A TODA TU REPUTA BANDA CRIMINAL.
    A LOS RESPONSABLES DE LA MUERTE DEL CADETE, PRISIÓN PERPETUA. QUE NUNCA NUNCA NUNCA MÁS VEAN LA LUZ DEL DIA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here