Evitar el ajuste
El gobierno resignó recursos que podría haber utilizado para evitar el feroz ajuste y los tarifazos y ahora el campo también se queja.

Un informe elaborado por Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) encendió luces de alarma en torno a la rentabilidad de los productores agropecuarios que este gobierno benefició, empujando su rentabilidad en forma exponencial, con la eliminación de las retenciones a las agroexportaciones y la feroz devaluación. Ambas medidas que impactaron directamente en el poder adquisitivo de los trabajadores por el fenomenal aumento en los alimentos.

“Los productores manifiestan que siguen con intenciones de aumentar el empleo y de invertir pero se prenden algunas luces amarillas”, expresaron desde CREA, grupo que reúne a un importante sector del campo, según surge de una encuesta de la que participaron 1.400 miembros de esa entidad “hace menos de un mes”· Federico Bert, director en Investigación y Desarrollo en diálogo con radio Continental, dio detalles sobre el informe titulado “El campo está perdiendo rentabilidad y caen las expectativas económicas”.

“Esas luces amarillas que se prenden tienen que ver con la erosión de parte de la competitividad de algunas de las actividades”, señaló Bert y puntualizó que “los resultados económicos esperados hoy para la agricultura extensiva no son tan buenos como hace un tiempito atrás”.

El experto detalló que “tiene que ver con diversos factores: por un lado, las adversidades climáticas que han sufrido varias zonas, que han deteriorado mucho los resultados de la campaña y ponen más difícil la campaña que viene”.
“Y por el otro lado, la evolución de algunas variables económicas de nuestro país como el tipo de cambio que, en algún punto, significaron aumento de costos y pérdida de competitividad”, añadió.

Consultado sobre qué papel juega la inflación para el sector agropecuario, Bert alertó que el incremento del costo de vida “directa o indirectamente termina impactando porque aumentan costos importantes para el productor como son las labores o, principalmente, los transportes”.

“Es de destacar que esta encuesta se hizo cuando el tipo de cambio no se había movido”, aclaró el especialista, haciendo referencia a que el dólar, en el momento de las consultas a los productores, estaba entre 16 y 17 pesos, y no a 18 como trepó en los últimos días.

En ese marco, el especialista reflexionó que “probablemente la percepción sería hoy un poquito distinta porque la variación del tipo de cambio favorece o diluye un poco algunos de los costos” vinculados a la actividad agropecuaria.

Con todo, Bert subrayó que en el sector del campo “más allá de que se haya erosionado un poquito la competitividad, las expectativas siguen siendo buenas”.

“Que hayan bajado un poquito no significa que no sigan siendo buenas; se han moderado en algún por estas luces amarillas pero sigue siendo mayoría la cantidad de productores que avizoran un futuro interesante”, expresó.

VíaPORTAL DE NOTICIAS
FuenteAGENCIAS DE NOTICIAS
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here