El periodista Luis Beldi puso en palabras algo que todos saben, pero por la necesidad de mentir de cara a las elecciones, no dicen. La disparada del dólar fue culpa del gobierno de Mauricio Macri. Así de simple, y fácil de entender.

Sin embargo, toda afirmación requiere una explicación. En palabras de Beldi la situación inició con “una resolución de AFIP que gravaba a los fondos de inversión extranjeros que estaban ganando mucho dinero”, Esto que en principio parece un medida acertada -hay que entender que estos fondos de inversión vienen a especular con las altas tasas que pagan los títulos en pesos- fue inmediatamente suspendida por el Gobierno Nacional, que necesita del ingreso en dólares de estos especuladores para financiar el déficit y refinanciar los servicios de deuda.

Se trata de la Resolución General 4094-E publicada el 18 de junio por la AFIP en el Boletín Oficial, que estableció el mecanismo para determinar y pagar el impuesto por las operaciones de venta de acciones acciones, cuotas y participaciones sociales (incluidas las cuotas partes de fondos comunes de inversión), títulos y valores donde intervienen beneficiarios del exterior.

Un día después de publicada en el Boletín Oficial, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó que la Resolución General 4094, que grava la compra y venta de acciones, se suspende hasta tanto se termine de evaluar el impacto, de acuerdo a fuentes consultadas por ámbito.com. 

La resolución, reglamentada por la AFIP, “va a entrar en un período de suspensión por un tiempo en el cual se va a reveer el impacto”, dijo Dujovne durante una conferencia de prensa en la que anunció el resultado de las cuentas públicas del primer semestre. El ministro explicó que la resolución “de ninguna manera afecta a los bonos, simplemente algún universo sobre las acciones”.

Ante la posibilidad que finalmente quede firme y ante la obvia suba que provocaría en la cotización de la divisa norteamericana, los fondos de inversión se fueron al dólar y llegaron a comprar hasta 1000 millones de dólares por día.

La normativa quedó suspendida y la fuga de divisas se incrementó a tal punto que, luego que los inversores abandonaran la bicicleta financiera, traccionaron a los locales, que al observar el comportamiento de la divisa le ganaría a la inflación y a las tasas que pagan los títulos, también fueron a ese mercado. Esto generó una bola de nieve que empezó a disparar el billete verde y que ahora le explotó en las manos a Cambiemos a pocos días de las PASO, y obligó al Banco Central a intervenir en el mercado -algo que es correcto como herramienta para manejar la política monetaria pero que una vez más desnuda la mentira sistemática del gobierno – Mauricio Macri había prometido que la autoridad monetaria no tomaría esas acciones, porque según el presidente, la cotización del dólar la tiene que establecer el mismo mercado.

VíaPORTAL DE NOTICIAS
FuenteREDACCIÓN PDN
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here