Guillermo Dietrich Avión en Mano

La política de Cielos Abiertos que fomenta el gobierno nacional, pero que prefiere llamar con otros eufemismos, pone en serio riesgo el trabajo y la seguridad de los argentinos a la hora de subirse a una avión.

“se modificaron regulaciones y se flexibilizaron situaciones que tienen que ver con lo técnico lo cual es preocupante ya que cuando se relajan los controles»

Una de las primeras en poner el grito en el cielo cuando se empezó a negociar con las empresas Low Cost que buscaban entrar al mercado aéreo argentino, fue la entonces presidenta de Aerolíneas Argentinas, Isella Constantini, situación que le valió la pronta salida de la aerolínea de bandera, que según advertía la ex funcionaria, perjudica la operación y la rentabilidad de la empresa estatal.

Ahora, desde el gremio del Personal Superior Aeronáutico (UPSA) salieron a alertar por los peligros que representa la política de vender todo, incluso el cielo argentino.

El Secretario de prensa de ese gremio, Marcelo Uhrich, expresó así su preocupación ante el desembarco de las low cost en el país en el marco de una política de apertura de los cielos. “Nos tiene muy preocupados. El futuro se ve amenzado. Se está poniendo en riesgo el trabajo y la seguridad de los argentinos a la hora de volar” explicó.

Durante una entrevista, Uhrich explicó: “vienen con el versito de las rutas no explotadas pero ellos apuntan a las rutas rentables, quiebran a las empresas tradicionales porque estas no pueden bancar los costos y, una vez que quedan solos en el mercado, reducen las frecuencias que tienen y de alguna manera extorsionan a los gobernadores solicitándole subsidios”.

El dirigente mencionó como ejemplo lo que sucedió en las Islas Canarias cuando Ryanair desterró a Iberia, que cubría la tradicional ruta, y luego bajó la frecuencia de 7 vuelos diarios a solo 1 obligando al alcalde de esa localidad a pagar una subvención a la empresa para mantener las frecuencias a ese destino.

También mostró su preocupación por la seguridad de los pasajeros debido a que indicó que “se modificaron regulaciones y se flexibilizaron situaciones que tienen que ver con lo técnico lo cual es preocupante ya que cuando se relajan los controles, se generan muchas situaciones de riesgo”.

En cuanto a las consecuencias respecto del transporte, anticipó “el primer muerto de las low cost va a ser el transporte de carretera de pasajeros. Van a desaparecer las líneas de media y larga distancia” y expuso que los gremios quieren una ley federal de transporte para que el mismo esté integrado. “Que sea complementario hace que baje la logística y aún no se hizo porque hay intereses comerciales”.

print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here