Canasta Argentina
Argentina tiene una de las canastas más caras del mundo.

El impacto de las medidas de Mauricio Macri como presidente se harán sentir por varios meses más. Según estimaciones privadas, luego de un cierre de año con una inflación que se disparó al 4% mensual, el mes de enero no pisaría el freno y ya se habla de que los precios se incrementarán alrededor de un 6%, lo que sería la inflación más alta desde 2002, cuando el país salió a de la Ley de Convertibilidad.

 

De acuerdo al estudio del consultor Orlando Ferreres, un economista crítico de la gestión de Cristina Kirchner y más cercano a los postulados de Cambiemos, la inflación que mide estará en el orden del 6 por ciento en enero. Sería la suba mensual más grande desde el 2002, cuando el dólar subió de 1 a 4 pesos en cuestión de pocos meses.
Cuando el tipo de cambio subió de 6 a 8 pesos en enero de 2014, el reformado IPCNu midió 3 por ciento en enero. Esto sería el doble que lo registrado hace dos años y un combustible para la inflación que, por la declaración de «emergencia estadística», no será difundida por el INDEC hasta nuevo aviso. Mismo destino sufrió el denominado «IPC Congreso», realizado por legisladores del hoy oficialismo.
El combo de la devaluación de 40 por ciento, que llevó el tipo de cambio oficial de 9,8 pesos por dólar a 14, y la eliminación de retenciones para productos de alto impacto en la canasta básica, como trigo y maíz.
print

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here