El representante demócrata por Texas Al Green se convirtió en el primer congresista de Estados Unidos en pedir que se someta al presidente, Donald Trump a un juicio político tras el despido fulminante del ex director del FBI James Comey y las investigaciones sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016.
Green explicó este lunes en una rueda de prensa en Houston, Texas, que las acciones que ha llevado a cabo en las últimas semanas el mandatario son dignas de escrutinio por parte de la Cámara de Representantes, de la que él es parte, y solicitó a sus compañeros legisladores que apoyen su llamamiento.
El representante tejano insistió en que, bajo la Constitución estadounidense, “nadie debe estar por encima de la ley”, y tampoco el actual presidente, quien, a su parecer, cometió con su decisión de despedir a Comey la semana pasada un acto “impugnable” y la Cámara Baja debe presentar cargos al respecto.
“Ha cometido un acto impugnable y deben presentarse cargos contra él. No hacerlo haría que algunos estadounidenses perdieran su respeto y obediencia hacia ciertas normas sociales”, apuntó el congresista, informó la agencia de noticias EFE.
A su juicio, la razón por la que Trump debe ser sometido a juicio político, también conocido como “impeachment”, es su “obstrucción de una investigación legal sobre los lazos de su campaña con la injerencia rusa en los comicios presidenciales de 2016”.

print
FuenteAgencias de Noticias
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here