APYME
Eduardo Fernández, presidente de APYME y Roberto Ratti, gerente general de la entidad durante un debate en la Cámara de Diputados

El gobierno se olvidó definitivamente de las Pymes, comercios y pequeños empresarios y dejó a este sector -el más productivo y dador de empleo del país- abandonado a su suerte. Una deliberada política de enfriamiento de la economía, que es la única herramienta con la que cuenta el gobierno para bajar la inflación, junto con la suba de tasas, que retiran del mercado productivo la posibilidad de inversión en la industria -es mucho más atractivo invertir en letras por la alta rentabilidad y el breve tiempo de recuperación del capital más intereses- es decir, todas y cada una de las iniciativas implementadas desde el equipo económico van en franco detrimento del empresario nacional que viene apostando al país con esfuerzo, dedicación y dinero. Pero al gobierno de Marucio Macri poco le importa el pequeño empresario.

Buscan visibilizar la difícil situación que atraviesan las empresas nacionales que viven del mercado interno.

Por esto las seis entidades PYME que ostentan mayor representación sectorial, encabezadas por la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios APYME, y junto a la Asociación Pyme, CEEN, CGERA, el Movimiento de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino y PymesSUR, decidieron tomar cartas en el asunto y ponerse a trabajar en conjunto para articular iniciativas que frenen la sangría que existe en el sector y que produjo el cierre de al menos 8000 empresas que crecieron al calor de políticas pro-activas y diseñadas para incentivar el mercado interno, el consumo y la producción nacional.

Entre los primeros objetivos se determinaron a avanzar en un instrumento legal para declarar la emergencia del sector Pyme a nivel nacional y definir herramientas de urgencia que permitan revertir el proceso de deterioro del sector productivo argentino, que en los últimos meses se vio seriamente perjudicado.

El presidente de APYME, Eduardo Fernández explicó que “esta iniciativa busca visibilizar la difícil situación que atraviesan las empresas nacionales que viven del mercado interno, frente al incentivo del Gobierno Nacional a la especulación financiera y a la apertura indiscriminada de importaciones”.

Además, replica a nivel nacional la acción que se está dando ya en distintos distritos y municipios del país, donde se elaboraron proyectos y ordenanzas para tratar la situación de crisis local, tanto a nivel general como por rubros específicos.

En este sentido, la adhesión al paro nacional del 6 de abril, durante el cual estas seis entidades Pymes organizaron un “Persianazo” para reclamar un cambio de política económica y productiva, marcó un sendero para transitar en conjunto.

A su vez, se está trabajando para que en la Provincia de Buenos Aires se reconozca también la situación oficialmente, a través de sus órganos legislativos, con el objetivo de continuar luego con estas acciones en el resto del país. Las organizaciones miembro de la Mesa Productiva Nacional definirán mensualmente una agenda común para trabajar en el corto y mediano plazo.

print
VíaGABRIEL EIRIZ
FuentePORTAL DE NOTICIAS
Compartir

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here