El parlamento británico aprobó el llamado a elecciones anticipadas para el 8 de junio

Los integrantes de la Cámara de los Comunes respaldaron por abrumadora mayoría de 522 votos a favor y 13 en contra la propuesta de la primera ministra Theresa May, quien además hizo una encendida defensa de su propuesta en el marco de un disputado debate parlamentario. Esta decisión le permitiría construir una mayor representación parlamentaria aprovechando la crisis interna que vive por estos días el Partido Laborista.

Theresa May, Primer Ministra británica.

Por una abrumadora mayoría de 522 votos a favor y 13 en contra, la Cámara de los Comunes aprobó el llamado a elecciones anticipadas para el 8 de octubre, propuesto por la primera ministra Theresa May.

La premier británica hizo una encendida defensa de su decisión en el marco de un debate que la tuvo a ella y al líder del partido Laborista, Jeremy Corbyn como contendientes principales.

“He llegado a la conclusión de que la única manera de garantizar certeza y seguridad en los próximos años es con la convocatoria de unas elecciones”, apuntó May, quien hace unas semanas había descartado adelantar los comicios.
May admitió que llegó “a regañadientes” a la conclusión de que tenía que convocar comicios a fin de que el Reino Unido pueda contar con un liderazgo estable de cara a las negociaciones sobre la salida del país de la UE.
El trasfondo de la decisión es la abierta oposición al Brexit de diferentes sectores político que amenazan con bloquear el acuerdo definitivo entre el Reino Unido y el bloque comunitario.
“El país está unido pero Westminster (el Parlamento), no. Y sin unidad puede haber inseguridad e inestabilidad” indicó May al hablar con la prensa en su residencia oficial de Downing Street.
En su declaración apuntó contra el líder laborista Jeremy Corbyn, que ha amenazado con votar en contra del acuerdo final al que llegue el Reino Unido con el bloque europeo, mientras que los independentistas escoceses del SNP se oponen -dijo- al trabajo que el gobierno está haciendo sobre el Brexit.
La primera ministra subrayó que no está dispuesta a permitir que los políticos de la oposición perjudiquen las negociaciones sobre el Brexit, cuyo proceso se pueso en marcha el 29 de marzo pasado.
“En este momento de enorme significado nacional, debería haber unidad aquí en Westminster, pero hay en cambio división. El país se está uniendo, pero Westminster no”, agregó.
La oposición alega que May no cuenta con la legitimidad de un mandato popular para encabezar la salida de la UE, dado que fue designada como primer ministro en julio de 2016, después de que su antecesor, David Cameron, renunciara tras el referéndum en el que se impuso el Brexit, un mes antes.
La líder “tory” (conservadora) agregó que no está dispuesta a poner en peligro “la seguridad de millones de trabajadores en todo el país porque lo que están haciendo (los políticos de la oposición) es perjudicar el trabajo que tenemos que preparar para el Brexit en el país y debilitar la posición negociadora del Gobierno en Europa”.
Los conservadores de May llevan una importante ventaja frente a los laboristas en los últimos sondeos sobre intención de voto. El pasado 29 de marzo, May invocó el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, con el que inició las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la UE.

print
FuenteAgencias de Noticias
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here