PENSAMIENTO CRÍTICO
El autor nos propone un botiquín literario para escapar a la opresión del pensamiento crítico.

La condena oficial al pensamiento crítico llegó con una invitación a construir ciudadanía a través del optimismo. Dos semestres y medio de insistencia en un cambio cultural, basado en la alegría inmotivada, generaron locuaces adhesiones a la doctrina del progreso virtual.La confianza en un futuro bienestar, sin anclaje en el presente, se adueñó del discurso de los medios masivos concentrados. Mientras el voluntarismo y, por qué no, el voluntariado, ostentaban deslumbrantes oropeles, el pensamiento languidecía en un rincón. La consigna tácita: postergar la reflexión; idealmente, anularla.No resulta extraño sentirse incómodo en un contexto acrítico. Reafirmar el ejercicio pleno de la cognición se impone como antídoto a los venenos que la hostigan.

A continuación, entonces, algunos libros para iniciar o reforzar un botiquín de emergencia: Esperanza sin optimismo, de Terry Eagleton, publicado en Argentina hace pocos meses; Manual de autodefensa intelectual, del canadiense Normand Baillargeon, menos reciente pero con vigencia plena, y La corrosión del carácter, de Richard Sennett, un clásico de los estudios culturales pragmáticos.

 

ESPERANZA SIN OPTIMISMO
Terry Eagleton, Taurus, 2016. 244 páginas.

 

En 2014 Terry Eagleton dictó una serie de conferencias en la Universidad de Virginia. Según el autor, ellas dieron origen a Esperanza sin optimismo, el libro que se publicó en español a mediados de 2016. Llegó a la Argentina en una muy buena edición de Taurus. A contramano del optimismo irreflexivo y la infundada alegría, pilares de la revolución cultural edulcorada, un título así en las mesas de novedades significaba la inmediata anexión de Eagleton al listado oficial de inoportunos y aguafiestas con pergaminos, inmunes a la difamación.

Teórico de la cultura y académico de renombre, Terry Eagleton se caracteriza por desplegar su solidez intelectual en una prosa sin acartonamientos, no exenta de humor e ironía. La obra gira en torno al huidizo concepto de esperanza. Inicialmente aborda cuestiones sencillas, casi domésticas, que le permiten ascender hasta las complejidades de una problemática insospechada en la inercia discursiva contemporánea. El optimismo, por su insustancialidad y carácter irreflexivo, no es conceptualmente relevante para la construcción de sentido. Pronto se ve que su enfrentamiento con la esperanza es una vía muerta, sólo provechoso como punto de partida. Con la idea de optimismo acotada y en su lugar, el autor pone toda su erudición al servicio del desarrollo conceptual que le interesa.

El recorrido que emprende es largo pero esclarecedor para un lector atento, dispuesto a la reconstrucción y el contraste. A lo largo del extenso trayecto, la esperanza, tan mal vista por izquierdas y derechas políticas, tan limitada por tradición a las virtudes teologales, va enriqueciéndose como idea de mayor peso racional y amplitud para generar sentido. En los límites del concepto propuesto, el absurdo o el desastre absoluto no le son ajenos ni le restan entidad para preservar la base ínfima, esencial, de la potencial reconstrucción. Eagleton escatima el afán teorizador y reduce la reflexión propia a lo indispensable. Prefiere que otras voces de la cultura y el pensamiento armen el rompecabezas. De acuerdo con el perfil del receptor, esto podría verse como virtud o defecto.

 

CURSO DE AUTODEFENSA INTELECTUAL
Normand Baillargeon, Ares y Mares, 2007. 310 páginas.

 

Con más de una década de antigüedad a cuestas, esta obra del canadiense Normand Baillargeon sigue vigente. Sin la erudición o las sutilezas de un Eagleton, el autor se esfuerza en pos de levantar las defensas de nuestro sentido crítico. Con ejemplos claros, gráficos y citas, desnuda los engaños y trampas a los que con mayor frecuencia recurren empresarios, publicistas y políticos. Repasa falacias para ahorrarnos búsquedas en viejos tratados de filosofía, analiza visiones sesgadas, opaca espejismos mediáticos.

El título del libro anticipa la intención didáctica. Los dos ejes de desarrollo son “las herramientas para el pensamiento crítico” y “la justificación de las creencias”. En el primero aborda las malas artes de la manipulación de las audiencias, los recursos para eludir el debate de ideas o proyectos y las formas corrientes de presentar datos duros o estadísticos como reforzadores falsos o sesgados. En el segundo eje se refiere al papel de las ciencias y pseudociencias en la comunicación y al modelo propagandístico de los medios.

En síntesis, Baillargeon expone con claridad una metodología que considera indispensable para afrontar los engaños del acoso informativo actual. Casi podría decirse que se trata de un manual de consulta o guía de emergencia. Incluye materiales de referencia valiosos y hasta un resumen —accesible al principiante— de los aportes de Noam Chomsky sobre el tema. La traducción al español es de 2007, pero tardó mucho en llegar a nuestro país. El canadiense es otro de esos aguafiestas con poca prensa.

 

LA CORROSIÓN DEL CARÁCTER.

Las consecuencias personales del trabajo en el nuevo capitalismo. Richard Sennett, Anagrama, 2000. 190 páginas.

 

Esta obra nos ubica en el revés de la trama léxica del capitalismo contemporáneo. El vocabulario del gurú, del CEO y del meritócrata se contextualiza en una realidad que desenmascara el forzado deslizamiento de significados. Los mitos fundacionales del liderazgo, la innovación, el trabajo en equipo y la proactividad muestran su ligazón con los programas a corto plazo, el culto a la apariencia y el abandono de responsabilidades básicas

“El trabajo en equipo es la práctica en grupo de la superficialidad degradante.” (pág. 104).

Sennett capitaliza, por encima del bagaje académico, su experiencia y las historias de vida que estructuran el libro. Es algo natural en la producción de un sociólogo norteamericano que declara escribir en línea con la tradición del pragmatismo vernáculo. El mundo del trabajo que ya se fue: la carrera, la identidad, el compromiso; el mundo de los nuevos negocios: plazos cortos, liviandad y estereotipos. El entrecruzamiento disciplinar y vital propician una dinámica que siembra preguntas acerca del desarrollo humano.

La corrosión del carácter es un paso necesario, también un incentivo, para abordar La cultura del nuevo capitalismo (2006), obra en la que Richard Sennett define los aspectos más peligrosos, social y humanamente inviables, de la cultura que se pretende imponer.

print
VíaALEJANDRO LAGRECA
FuentePORTAL DE NOTICIAS
Compartir

1 Comentario

  1. “un “botiquín literario” para hechar mano …..”

    Es “echar” sin h. Cuiden la ortografía. Escribir mal queda feo y revisar no cuesta nada, queda peor en un artículo literario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here