Las prendas importadas inundan los locales de venta de indumentaria.

Es uno de los sectores más golpeados por las políticas de apertura que impulsa el gobierno nacional. Ya cerraron centenares de fábricas y miles de trabajadores quedaron en la calle.

En un comunicado de la Federación de Industrias Textiles Argentinas, (FITA) alertaron que “el 2016 finalizó con un estimado de 67% de participación de productos importados en el mercado nacional, contra un 60% registrado en 2015 y Como muestra comparativa, el mercado brasileño tiene una participación del 25% de insumos o prendas del exterior”.

Según la entidad, “los aumentos se registraron la mayoría de los rubros y entre los que más agudizaron el proceso importador está la especialidad de tejidos planos y de punto, con un alza de 41% y 20%, respectivamente”.

“Dentro de los tejidos planos, se destacan las mayores compras al exterior de tejidos de algodón (48%), de fibras discontinuas (41%) y de filamentos (38%) y los sectores donde se concentran las principales producciones textiles se vieron agredidos por una importación que creció en más de un 28% en 2016, respecto al año anterior”, destacó la FITA para luego agregar que “en cuanto a prendas finales como Confecciones y Prendas de Vestir, los incrementos fueron del 40% y 28% respectivamente, afectando a toda la cadena de valor.

print
FuentePORTAL DE NOTICIAS
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here