La economía macrista obligó a 7 de cada 10 argentinos a modificar sus hábitos de consumo.

El sondeo reflejó en febrero un deterioro significativo en la confianza de los sectores de mayores ingresos, que se derrumbó 12,6 por ciento en relación a enero, mientras que en los estratos de menores recursos bajó 5,5 por ciento.

El informe precisó que en febrero el ICC evidenció una contracción en la Capital Federal de 7,8 por ciento frente al mes previo, en tanto que en el Gran Buenos Aires disminuyó 7 por ciento, y en el interior se retrajo 11 por ciento.

Por su parte, el subíndice de Bienes Durables e Inmuebles exhibió en febrero una fuerte caída de 18,1 por ciento respecto al mes anterior, mientras que el que mide la Situación Macroeconómica tuvo un retroceso de 5,3 por ciento en la comparación mensual, y el de Situación Personal empeoró 6,6 por ciento.

Respecto al subíndice Situación Macroeconómica, el estudio detalló que el factor que mide la perspectiva para el corto plazo observó en febrero una contracción de 7,8 por ciento contra enero, y el que captura las expectativas a largo plazo se retrajo 3,3 por ciento.

El factor que mide la percepción de la situación económica personal actual en términos de la de hace un año atrás descendió 9,3 por ciento, y el que captura las expectativas del encuestado para los próximos doce meses bajó 5 por ciento.

La medición también arrojó que la predisposición para la compra de electrodomésticos en febrero se desplomó 26,1 por ciento frente a enero, mientras que la intención de adquirir automóviles y casas tuvo una merma de 6,5 por ciento en la comparación intermensual.

print
FuentePORTAL DE NOTICIAS
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here