El caso Odebrecht sacude al gobierno de Michel Temer: se fueron dos ministros

El presidente de Brasil Michel Temer ve cómo se desmorona su endeble e ilegítimo gobierno. Primero el ahora ex canciller Jose Serra, renunció hace menos de 48 horas alegando problemas de salud. Y este viernes su jefe de gabinete Eliseu Padilha pidió una licencia por razones personales. Sin embargo los dos funcionarios clave de su gabinete tomaron tales decisiones luego de que fueran fuertemente involucrados en los casos de corrupción protagonizados por la constructora Odebrecht que se ventilan ante la justicia. Serra y Padilha fueron nombrados como integrantes de la trama corrupta que envuelve a la mayoría de la dirigencia política que gobierna Brasil.

Los ya ex ministros Jose Serra y Eliseu Padilha conversando con el presidente de Brasil Michel Temer

El ahora ex canciller José Serra y el jefe de gabinete Eliseu Padilha abandonaron rápidamente el gobierno del presidente de Brasil, Michel Temer, luego de verse seriamente involucrados en los casos de corrupçión que investiga la justicia y que tiene como eje principal el accionar de la constructora Odebrecht.

Serra, renunció al cargo este jueves argumentando problemas de salud, según una carta de dimisión enviada al presidente Michel Temer. Sin embargo los “presuntos” problemas de salud no le impiden al anciano político brasileño de 74 años retornar a su banca de senador por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) de la que había pedido licencia para asumir el ministerio.

Lo mismo hizo el jefe de gabinete Eliseu Padilha, quien también alegó problemas de salud, en este caso por una operación de próstata. A diferencia de Serra, Padilha solo pidió una licencia hasta el 6 de marzo. Pero el horizonte cercano no parece serle demasiado favorable como para apostar por su regreso al gobierno del vapuleado presidente Temer.

Es que las verdaderas razones de sus alejamientos no son sólo sus presuntos problemas de salud sino los estrechos vínculos con los hechos de corrupción en la constructora Odebrecht (que involucran a la casi totalidad de la dirigencia política conservadora brasileña) que han comenzado a salir a la luz pública en las últimas horas.

No fue casual que Serra haya renunciado poco después de que fuera señalado como sospechoso de beneficiarse de la trama de corrupción revelada por la Operación Lava Jato, que desde el 2014 investiga a decenas de políticos, funcionarios de la estatal Petrobras y hombres de negocios por el pago de sobornos.

Uno de los funcionarios de la constructora Odebrecht, que está en el centro del escándalo, mencionó en reiteradas ocasiones el nombre de Serra a quien señala como probable receptor de una “propina” o coima de 23 millones de reales (7.5 millones de dólares), que habría sido abonada en una cuenta de Suiza para su campaña electoral de 2010.

Padilha pidió su licencia médica  horas después de haber sido acusado por un amigo del presidente Michel Temer de haberle enviado un sobre con dinero, supuestamente de la empresa Odebrecht, como soborno al Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB).

El amigo en cuestión se llama José Yunes, ex asesor especial de Temer en el gobierno y que renunció en diciembre pasado luego de que Claudio Melo Filho, ex ejecutivo de Odebrecht, confeso corruptor, dijera que la empresa envió, a pedido de Temer, dinero para el PMDB,
Yunes dijo que el jefe de gabinete lo usó como “mula involuntaria” ya que lo llamó, en 2014, para entregarle un paquete en su oficina que finalmente habría sido el dinero en cuestión.

print
FuenteAgencias de Noticias
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here