El presidente Mauricio Macri y su padre Franco. Días más felices.

El diputado nacional por el Frente para la Victoria Darío Martínez amplió la denuncia por presunto lavado de dinero por 9,3 millones de dólares contra Mauricio Macri y la nueva presentación fue motivada nada menos que por documentos que aportó el propio Franco Macri a la Justicia en el marco del escándalo de los Panama Papers.

Según publicó el matutino Ambito Financiero, uno de los documentos en cuestión revela dos ítems importantes para la investigación. Se trata de una copia certificada firmada con fecha del 15 de octubre de 1998 en la que consta que los directores de la empresa radicada en el paraíso fiscal son Franco, Mauricio y Mariano Macri y que ellos tres a otros directores a partir de esa fecha.

Martínez entiende que el acta “reafirma la presunción inicial de que directorio y accionistas son las mismas personas”, ya que los tres ejercieron “su poder de designar nuevos directores” a la vez que “hacen uso del poder de la asamblea de accionistas que en cualquier sociedad nombra o renueva los directorios”.

Los papeles desmentirían que, tal como dijo el Presidente, la empresa fantasma “nunca tuvo cuentas ni dinero”.
Además, este documento probaría que “del 31 de marzo de 1998 al 15 de octubre de 1998 Mauricio Macri fue miembro pleno del Directorio de Fleg Trading Ltd.”

Y abundó el legislador: “Esto significa que Mauricio Macri tuvo directa responsabilidad en los hechos que hemos aportado a la Causa en los cuales se presume pudo existir una maniobra de lavado de dinero por 9,3 millones de dólares”.

Con ese mismo documento aportado por el padre del Presidente además se derrumbaría el argumento público del Presidente sobre que Fleg Trading “nunca tuvo movimientos, cuentas, ni dinero”.

El 21 de septiembre de 1998 Socma Americana S.A, vende a Fleg su participación accionaria en Owners Do Brasil Participacoes de 11.715.449 acciones por las cuales recibe 9.341.000 dólares. La ampliación de la denuncia de Martínez recuerda que a los pocos días, el 30 de septiembre siguiente, los socios de Owners (Fleg y Socma) realizaron una nueva asamblea en Sao Pablo, donde decidieron votar una reducción de 10.283.885 reales (8,5 millones de dólares).

En ese acto, entregaron “a título de devolución de parte del Capital Social de forma proporcional a la participación societaria, a los socios accionistas los derechos de crédito que la sociedad posee emanados del contrato de convenio celebrado el día 6 de mayo de 1996 y agregados posteriores, con la empresa Hotel Nuraghe Porto Rotondo Spa”.

print
FuenteINFONEWS
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here