Así lo manifestó Juan Carlos Pereyra, presidente de AIERA a Portal de Noticias, “es necesario que existan estrictos controles para que esta modalidad se traduzca en un beneficio para los consumidores y la industria y no en un perjuicio para los trabajadores”

“Nosotros estamos a favor en tanto y en cuanto se utilice especialmente para la importación de Bienes de Capital o insumos para la industria local, traer productos terminados en forma indiscriminada va a afectar indefectiblemente al comercio y a las PyMEs”


para nosotros ESTE MODELO de importación sirve si se utiliza para la importación de bienes de capital e insumos, si por el contrario entran productos terminados puede dañar el comercio local


En esa línea, el presidente de AIERA, explicó que esta modalidad ya se utilizó y bastante en Argentina, “pero un contexto completamente diferente, teníamos un mercado interno en expansión y poder importar algún producto personal no afectaba a la economía doméstica, ahora por el contrario, el consumo esta deprimido y el mercado interno muy retraído, el daño podría ser muy grande”, enfatizó.

Por este motivo, Pereyra propone instrumentar un tope para los artículos que se compren en el exterior, de hasta 300 dólares, tal como cuando se ingresa al país desde el exterior.

“Creemos que ese tope sería razonable y bajaría el impacto negativo que pudiera ocasionar en el mercado local”, explicó el especialista en Comercio Exterior”

Mientras tanto, desde distintas cámaras y gremiales empresarias salieron a cuestionar la iniciativa por considerarla muy perjudicial

print
FuentePORTAL DE NOTICIAS
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here